Enfoques

Un caos, los programas sociales federales: Coneval

Hay 5,010 programas, muchos de ellos repetidos porque cada quien quiere tener el suyo. Por ejemplo, hay 24 que otorgan microcréditos.
Víctor Chávez
27 abril 2014 20:34 Última actualización 28 abril 2014 5:0
Pobreza CUARTOSCURO

Es difícil determinar cómo y bajo qué criterios surgen cada año nuevos programas de ayuda social. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Los programas sociales en el país “son un caos”, han ido creciendo “sin ton ni son” y es urgente, con la responsabilidad de todos, “ejercer el gasto de manera sensata y ordenada”, advierte Gonzalo Hernández Licona, secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Sentencia que es necesario una reorganización para evitar duplicidades y malos manejos, ya que “muchos de esos programas no nos llevan a nada; en muchos casos son sólo para un manejo político y clientelar, tanto en lo federal, como estatal y municipal”.

En entrevista con El Financiero, el titular del Coneval alerta que “no nos toca señalarlo, porque no es nuestra responsabilidad, pero debemos reconocer que México es un país de corrupción y eso no lo podemos negar y hay que combatirla”.

Enumera que existen hay ¡cinco mil 10 programas sociales!, lo cual dijo ”es un exceso, son muchos y muchos son igualitos, sólo porque en varios casos muchas dependencias quieren tener sus propios programas, aunque sean de lo mismo, para atender a su gente con microcréditos, ayuda a adultos mayores, por ejemplo, entre muchos otros casos”.

Añade también que a nivel federal hay 278 programas, dos mil 849 en los estados y mil 883 en municipios y cada año surgen nuevos.

Por ejemplo –expone- en 2005 se crearon 13, pero para 2006 aparecieron otros 71 nuevos programas; en 2007 se presentaron otros 17, y en 2008 ¡161!; en 2009 hubo 66 nuevos, en 2010 11, en 2011 28 y en 2012 se crearon otros siete nuevos programas.

Detalla que en tan sólo ocho años –de 2005 al 2012– se han creado 374 nuevos programas y los estados que más cuentan con estos nuevos programas son el Estado de México con 282 en 2010 y 189 en 2011; Chiapas con 240 en 2010 y 244 en 2011; el DF con 190 y 211, respectivamente; Nuevo León con 129 en 2011 y Veracruz con 189 en 2010 y 183 en 2011.

En cambio, las entidades que menos tiene son Hidalgo con apenas ¡seis programas en 2010!; Querétaro con 18 en 2011. Todos los demás estados rondan entre 40 y 100 en ambos años.

Otro dato que destaca el titular del Coneval es que, de los dos mil 461 municipios, sólo 323 tienen programas sociales; es decir apenas el 13 por ciento.

Hernández Licona admite: “Sé que lo que decimos a muchos no les gusta, pero nosotros decimos lo que está mal, porque si alguien no dice lo que no se está haciendo bien, jamás vamos a mejorar”.

Por eso “celebramos nuestra autonomía, somos plenamente autónomos y ojalá que al venir las nuevas leyes secundarias del Coneval no se pierda esa autonomía con cuotas de partido en este organismo”.

Señala que este aspecto es fundamental porque “los ciudadanos ya no nos creen, están más exigentes y hay que decir las cosas como son, aunque el Coneval no le caiga bien a todo el mundo”.

Recomienda que “es responsabilidad del gobierno federal, de la Secretaría de Hacienda, de la Cámara de Diputados, que es la que en su Comisión de Presupuesto autoriza el gasto federal, revisen los programas, hacer una depuración y ver cuáles son igualitos”.

Por ejemplo –insiste- tan sólo en el caso de los programas de microcréditos hay 24 ó 25 que son iguales.

“Es difícil determinar cómo y por qué se crean programas sociales; posiblemente pueden resolver problemas concretos de la población, pero debido a que no siempre se cuenta con información clara y transparente sobre los resultados, habrá que analizar la posibilidad de un uso político de los mismos”.

Con base en un estudio, el funcionario acusa que “en los gobiernos locales se logró obtener menos información de sus programas sociales, por lo que se requiere reforzar los mecanismos de transparencia, monitoreo y evaluación”.