Enfoques

"Reforma educativa a fondo, pésele a quien le pese"

Claudio X. González responde a los maestros de la sección 22, quienes nuevamente lo hostigaron en Oaxaca. "La sección 22 es chantajista y corrupta; acostumbrada a amedrentar", afirma.
Rosalía Servín
19 junio 2014 22:1 Última actualización 20 junio 2014 5:0
Claudio González, presidente Mexicanos Primero CUARTOSCURO

El presidente de Mexicanos Primero rechaza la etiqueta de empresario; se considera un activista social. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Todo el país, pero en especial Oaxaca, necesita una profunda reforma educativa; le incomode a quién le incomode, asegura Claudio X. González Guajardo, presidente de la asociación civil “Mexicanos Primero”, luego de haber sido nuevamente blanco de ataques por parte de profesores de la sección 22 del magisterio oaxaqueño.

En entrevista con El Financiero explicó que el pasado miércoles 18 acudió al estado atendiendo una invitación para apadrinar a jóvenes que terminaban sus estudios, y aprovechó la ocasión para conversar con periodistas de medios locales y enviar un mensaje claro de que no puede haber estado de excepción en cuanto a la aplicación de la reforma al artículo tercero constitucional y mucho menos en un lugar en donde hay tantas carencias educativas, como Oaxaca.

Recordó que en esa entidad hay una deserción “terrible”, donde sólo 35 de cada 100 jóvenes termina la preparatoria, en donde el promedio de escolaridad es de 6.9 años (aunque hay municipios que sólo alcanzan dos), y donde los resultados de la prueba PISA muestran que el 88.1 por ciento de los chicos reprueba en lectura y ciencia; lo que habla de un sistema fallido.

“A veces estas coyunturas y persecuciones de la sección 22 nublan un poco el panorama real de que la educación no le está cumpliendo a Oaxaca y esto es lo que fuimos a reclamar, que sí se aplique a cabalidad la reforma al tercero constitucional, que se ponga el derecho de los niños por encima de prebendas intereses y corruptelas de los adultos y que procedamos a una nueva era educativa”, sostiene.

Para González estos personajes son unos “cínicos completos”, incluyendo al gobierno de Oaxaca, “porque no quieren reglas, concursos, evaluaciones ni censos, pero sí el dinero”, el 95 por ciento del cual se destina a pagar sueldos.

“Entregarle el dinero a estos tíos, que además dominan el Instituto de Educación de Oaxaca, más del 98 por ciento de los puestos son del sindicato, se reparten el botín, se quedan con el dinero y los niños en el abandono más completo y el futuro de Oaxaca puesto en entredicho de una manera total, no se puede permitir”, advierte.

Eso es lo que a decir del presidente de Mexicanos Primero no le gusta a la sección 22 “que es corrupta, chantajista, acostumbrada a amedrentar para salirse con la suya”.

Lo que quisieran es que Mexicanos Primero nunca pusiera un pie en Oaxaca, de hecho nos han declarado personas no gratas como si Oaxaca no fuera de todos los mexicanos”, aseveró.

Pero asegura que ellos no pueden caer en esa lógica de permitir que ellos dominen y “la plaza esté perdida”, pues Oaxaca es la entidad que más necesita la reforma.

“Por eso seguiremos yendo una y otra vez a dejar este mensaje, con el cuidado debido, pero también arriesgando, porque este país, no se puede cambiar nada más con cuidado”, afirma.

Según explica González estos maestros se mueven en una lógica autoritaria y vertical, y no aceptan la pluralidad, pues son absolutamente intolerantes y defienden intereses corrompidos.

“Entonces cuando alguien llega a presentar el diagnóstico de la educación, ellos lo quieren rechazar, es un acto fascista, autoritario e intolerante y no podemos permitir que ese tipo de células, que no permiten la disidencia, dominen la educación en un estado”, sostiene al abundar que un profesor en contra de la pluralidad, la democracia, la libertad de expresión y la multiplicidad de visiones, no es un profesor, sino un vividor.

Y desafortunadamente la sección 22 está más llena de vividores que de profesores, así están las cosas y tenemos que cambiarlas, no les podemos entregar la plaza y tenemos que dar la batalla, sostiene.

-¿Qué decir de las acusaciones de que promueven un proyecto privatizador?
-Absolutamente erróneas, es una gran mentira, la educacion privada en nuestro país es sólo para el 10 por ciento de la población, el 90 por ciento está en las escuelas públicas, y no hay solución imaginable de privatización de la educación para ese otro 90 por ciento, simplemente no hay.

Y tampoco hay las condiciones políticas y ni siquiera creo que sea deseable porque entre las cosas la educacion privada está muy mal, no sólo la pública, pero el deseo de Mexicanos Primero y su apuesta, es transformar la educación pública del país, redignificarla, darle eficiencia, rigor, meritocracia y que en ese sentido a la gran mayoría de la población reciba una oportunidad que hoy el sistema educativo no le está dando.

-Lo acusan de ser un representante de la elite empresarial, ¿quién representa Claudio X. González?
-Mexicanos Primero es un movimiento ciudadano, no es un movimiento empresarial, y también quiero aclarar esto: yo tengo un legado de hombres empresarios en mi familia desde mis abuelos, lo que quiero aclarar es que yo no he dedicado un día de mi vida a la empresa, yo me he dedicado en una primera etapa de mi vida a la función pública, después a la filantropía y ahora al activismo social.

“No soy empresario y nunca lo he sido. Soy un ciudadano preocupado, que quiere entregar oportunidades a muchos mexicanos que no las tienen y estoy totalmente a favor de la empresa como motor de valor agregado de riqueza y cambio al país, pero yo he elegido otra ruta y en ese sentido las acusaciones de quienes dicen que esto es un movimiento empresarial equivocan la jugada, nunca he sido empresario, concluye.