Enfoques

Monumental Reloj de Pachuca, inspirado en el Big Ben

Su construcción, a cargo de Felipe N. Barros, comenzó en 1904, pero por falta de fondos fue suspendida un año y retomada en 1906, aunque esta vez con el objetivo de conmemorar el centenario de la Independencia de México.
Notimex
14 mayo 2014 22:8 Última actualización 15 mayo 2014 5:0
El reloj de Pachuca, Hidalgo. (Cortesía UAEH)

El reloj de Pachuca es un ícono de Hidalgo. (Cortesía UAEH)

CIUDAD DE MÉXICO. Testigo de múltiples escenas históricas, el Reloj Monumental de Pachuca tiene una maquinaria idéntica a la del Big Ben de Londres, ya que fue construido por la misma fábrica, hace 104 años en Austria.

La torre de 40 metros se localiza en el Jardín Independencia, en el centro de la ciudad de Pachuca, capital de Hidalgo, y fue construida por los ingenieros Francisco Hernández y Luis Carreón, sobre el diseño del arquitecto Tomás Cordero y Osio.

El monumento de cuatro cuerpos, de estilo neoclásico y remate de cobre fabricado en Monterrey, se construyó en el marco de la celebración del primer centenario de la guerra de Independencia y se fue inaugurado el 15 de septiembre de 1910, por el entonces gobernador Pedro L. Rodríguez.

La idea de su construir la torre surgió en 1901, cuando Don Alfonso Mario Brito, junto con un grupo de empresarios, propuso al gobernador remozar la plaza y colocar una majestuoso torre de conciertos, digna de una banda musical pachuqueña.

Dicha iniciativa se presentó luego de que la Banda Rurales, conjunto musical fundado por el mismo L. Rodríguez, ganó popularidad tanto a nivel local como nacional.

La construcción del Reloj Monumental, a cargo de Felipe N. Barros, comenzó en 1904, no obstante, a falta de fondos fue suspendida un año y retomada en 1906, aunque esta vez con el objetivo de conmemorar el centenario de la Independencia de México. El coste total fue de 300 mil pesos oro aproximadamente.

En su construcción se pueden observar cuatro fechas importantes en la historia mexicana: 1810 proclamación de la Independencia, 1821 consolidación de la libertad de los mexicanos y consumación de la Independencia, 1857 expedición de la Constitución en el Congreso Constituyente de Querétaro y 1859 triunfo del movimiento de Reforma.

Cada una de estas fechas se plasmó junto con cuatro esculturas femeninas labradas en Italia, con mármol de Carrara. La estructura también cuenta con ocho campanas de la torre que suenan en clave de Do mayor, igual que el Big Ben, cada 15 minutos, y a las 18:00 horas entona el Himno Nacional Mexicano.

Una de las características del reloj es que representa el cuatro con las letras “I” (IIII) en lugar del romano tradicional (IV).

De acuerdo con el portal de Internet “edemx.com”, el diseño responde a la moda de aquella época de construir un reloj público a similitud de la Torre de Palermo de Londres.

El encargado de adquirir la réplica del Big Ben fue Jesús Zenil, ministro plenipotenciario de México en Austria-Hungría.

La construcción es de cantera blanca de la población de Tezoantla, ubicada en el municipio de Mineral de Monte, y para levantar la estructura se utilizó la técnica de machihembramiento, que consiste en horadar cada bloque de cantera en la parte superior y esculpir una especie de espiga en la inferior, así ésta última embona en la parte horadada, sin utilizar ningún material calizo en las juntas.

La torre del reloj se edificó en tres cuerpos. El primero presenta cuatro puertas, una por lado de vanos rectangulares, que sirven de acceso al edificio, y el segundo, al que se accesa por una escalera de caracol; es un espacio que mira hacia la plaza a través de sendos balcones por cada lado.

En el tercer cuerpo se aloja la maquinaria del reloj, tiene luz mediante cuatro ventanas, una por lado, en cuyo calro se encuentran cuatro estatuas femeninas que simbolizan los momentos más importantes en la historia del país.

Con el tiempo la torre se fue deteriorando, por lo que el 11 de septiembre de 2007 el Fideicomiso del Centro Histórico y la contratista bajo la dirección y supervisión de Juan Benito Artigas, acordaron restaurarla. Las labores, en las cuales se invirtieron 11 millones 545 mil pesos, concluyeron en 2008.

En 2010, en el marco del bicentenario de la Independencia de México, también se celebró el centenario del Reloj Monumental de Pachuca, con una fiesta llena de color y música.