Enfoques

El Niño, cerca; advierten los meteorólogos

La probabilidad de que se presente dicho fenómeno es de 65% en este momento; el Servicio Meteorológico Nacional destaca que las condiciones atmosféricas favorecen al fenómeno.
Miriam De Regil
29 septiembre 2014 22:32 Última actualización 30 septiembre 2014 5:0
Varias calles y casas resultaron severamente afectadas tras las inundaciones. (Cuartoscuro)

En este año, el fenómeno ya causó serias inundaciones en el país. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La probabilidad de que este año se produzca el fenómeno meteorológico El Niño continúa, por lo cual el estatus de vigilancia actual mantiene encendida las alertas.

Pese a que durante junio las expectativas de su formación disminuyeron, el reporte más reciente del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) destaca en esta ocasión que durante septiembre las condiciones atmosféricas y oceánicas reportaron ser óptimas para su formación.

De esta manera, “la expectativa de tener durante este 2014 dicho evento son de 65 por ciento durante el otoño (estación del año que arrancó el pasado 22 de septiembre) y para el periodo noviembre diciembre próximos las posibilidades podrían aumentar su aparición de 75 a 80 por ciento ”.

Las actualizaciones más recientes, los modelos de predicción global y análisis de expertos, siguen previendo un calentamiento en la temperatura superficial del mar, condiciones favorables para el desarrollo de El Niño de moderado a débil, destaca el informe del SMN y además se prevé un posterior debilitamiento a partir de la primavera del 2015.

Este evento meteorológico, el cual provoca sequías e inundaciones es consecuencia del alza de la temperatura del océano Pacífico, y se produce con una frecuencia de entre dos y siete años, el último episodio se remonta a 2009-2010.

Estudios sobre el fenómeno explican que El Niño se forma entre abril y junio y alcanzan su fase de madurez entre diciembre y febrero; puede persistir de 9 a 12 meses en promedio, pero ha habido eventos mucho más largos, que han durado dos años.

“En el mes de septiembre las condiciones atmosféricas y oceánicas continúan mostrando una fase neutra cálida de El Niño-Oscilación del Sur. Persisten condiciones de calentamiento frente a costas cercanas a la Península de Baja California y condiciones de debilitamiento en las anomalías de temperatura superficial del océano, principalmente en las regiones de monitoreo, sin embargo, comienzan a observarse nuevamente anomalías positivas de temperatura del mar en el Pacífico Oeste y Central”, confirma el reporte del SMN.

Asimismo, alerta que en las últimas semanas, se presentaron débiles anomalías de vientos del oeste en niveles bajos en parte del Pacífico Central y Oriental, los cuáles pueden favorecer un incremento en las posibilidades de desarrollo de una fase de El Niño positiva.

Por otro lado, el análisis indica que las anomalías de radiación de onda larga, muestran valores negativos en el norte, noroeste y noreste de México así como en el Pacífico mexicano por el paso de ciclones tropicales, “también se observan valores positivos hacia el sur y sureste de la República Mexicana y en el Pacífico Oriental asociados a la escasa nubosidad y poca precipitación de la última semana en esas regiones”.

El término El Niño originalmente se aplicó a un débil calentamiento en la temperatura superficial del mar a lo largo de costas de Perú y Ecuador, que se observaba cercano al periodo Navideño (de ahí el nombre del El Niño asociado a El Niño Jesús). En las últimas décadas, se ha observado que este calentamiento se presenta en una región mucho más extensa que va desde el Pacífico central hacia el Pacífico tropical.
Este fenómeno natural tiene tres fases: Cálida (El Niño), Fría (La Niña) y Neutral, siendo esta última la fase donde el océano se comporta de manera normal.

Se tiene planeado desarrollar en noviembre una conferencia sobre este fenómeno, la cual tendrá lugar en Guayaquil Ecuador, y estará copatrocinada por la OMM.

“en