Enfoques

Bandas colombianas invaden al DF

Actúan, principalmente, en Polanco, Las Lomas, Condesa y Coyoacán. Inician su expansión hacia EdoMex, Puebla, Querétaro, Guanajuato y Morelos.
Roxana González García
03 marzo 2014 23:6 Última actualización 04 marzo 2014 8:22
Enfoque Bandas Colombianas

Enf

CIUDAD DE MÉXICO. El aumento de bandas extranjeras del crimen organizado, procedentes principalmente de Colombia y Venezuela, ha encendido una nueva alerta entre las autoridades de la Ciudad de México que ya investigan sus posibles conexiones con grupos delincuenciales en todo el territorio nacional.

De acuerdo con la diputada local Olivia Garza de los Santos, presidenta de la Comisión Especial de Reclusorios en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el 30 por ciento de los delitos que se cometen por extranjeros en la capital, son responsabilidad de estos grupos que además comienzan a extenderse a estados como Puebla, Morelos, Querétaro, Estado de México y Guanajuato.

En entrevista con EL FINANCIERO, la legisladora aseguró que mientras de 2001 al 2012 un total de 60 personas de origen colombiano fueron procesadas en el Distrito Federal, tan sólo durante el año pasado la cifra alcanzó los 48.

La segunda nacionalidad, de acuerdo con cifras del sistema penitenciario capitalino, es la venezolana con diez procesados durante 2013, seguidos por ciudadanos de Guatemala y Argentina.

Según Garza de los Santos, son bandas dedicadas principalmente al robo a casa-habitación y a la clonación de tarjetas de crédito que actúan principalmente en zonas como Polanco, Coyoacán, la Condesa y Lomas de Chapultepec.

Los integrantes de las bandas colombianas operan cuando los inquilinos salen a trabajar o de vacaciones y regularmente actúan sin violencia. Sin embargo, ésta llega a presentarse cuando son detenidos.

“Curiosamente el robo a casa-habitación se está incrementando en la capital hasta convertirse en un foco rojo y hemos detectado que los responsables son extranjeros, en su mayoría colombianos”, dijo Garza de los Santos.

MÉXICO, UN IMÁN PARA EL CRIMEN

Para Edgardo Buscaglia, presidente del Instituto de Acción Ciudadana e Investigador de la Universidad de Columbia, existe un “vacío de Estado” que explica porqué México se ha convertido en un polo de desarrollo para empresas criminales que llegan no sólo a traficar con drogas, sino a cometer delitos como el fraude cibernético, clonación de tarjetas y el robo a casa-habitación.

Este aumento –explicó en entrevista para este diario– se debe en gran medida a la ausencia de controles patrimoniales en México y a los inmensos vacíos en unidades de investigación en la Procuraduría General de la República que cubran los registros de la propiedad e identifiquen a las bandas extranjeras que actúan a lo largo y ancho del país.

De acuerdo con el especialista en seguridad, existe además un grave problema con la industria bancaria que no incorpora nuevas tecnologías para proteger a sus clientes.

“Siguen utilizando la cinta magnética, por ejemplo; una tecnología de los años ’70 que estimula a las bandas extranjeras para venir a México a clonar tarjetas de crédito, porque resulta muy fácil y los consumidores son los que pagan el precio”, dijo el experto.

Buscaglia advirtió que en el país actúan bandas de por lo menos diecisiete países, entre los que se encuentran también Rusia, China, Corea e Italia.