Financial Times

Singapur quiere invertir en México tras reforma energética

GIC, fondo de inversión de riqueza soberana del país asiático, está listo para asociarse con Pemex y la CFE, aseguró su presidente para el continente americano, Anthony Lim.
Jude Webber
19 mayo 2014 16:9 Última actualización 19 mayo 2014 16:9
GIC, fondo de riqueza soberana de Singapur, quiere aprovechar las oportunidades que ofrece la reforma energética en México. (Bloomberg)

GIC, fondo de riqueza soberana de Singapur, quiere aprovechar las oportunidades que ofrece la reforma energética en México. (Bloomberg)

Un fondo soberano de riqueza de Singapur busca invertir en México, atraído por las oportunidades surgidas a partir de la apertura del sector energético.

El Government of Singapour Investment Corporation (GIC), uno de los dos fondos soberanos de riqueza del país, indicó que estaba abierto a asociarse con Pemex, que verá cambios en su estructura con la reforma energética.

"Creemos que Pemex se está transformando por un liderazgo inspiracional", dijo al Financial Times Anthony Lim, presidente de GIC para el continente americano. 

"Exploraremos cualquier oportunidad de inversión que se nos presente".


Cuestionado sobre si GIC estaría interesado en llegar a empresas públicas como Pemex o la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que también se ha dicho está siendo transformada en una empresa estatal productiva diseñada para competir con firmas foráneas, Lim respondió: "Sí... el grueso de nuestras inversiones está en las compañías públicas".

La reforma energética, que se espera sea aprobada por el Congreso el próximo mes, permitirá a grupos extranjeros unirse a Pemex para explorar y producir petróleo y gas, especialmente en aguas profundas y recursos de gas shale que actualmente se encuentran más allá del presupuesto de la paraestatal.

Pero México necesita, además, una gran inversión en infraestructura, como ductos, y GIC cuenta con experiencia en dicha área, afirmó Lim.

GIC ya ha sido contactado por firmas de capital privado en México respecto a algunas oportunidades. Lim afirmó que el fondo quedó impresionado por el presidente Enrique Peña Nieto y su gobierno, así como por Emilio Lozoya, director de Pemex.

Los funcionarios mexicanos, aseguró, han sido "muy accesibles en términos de discutir las oportunidades de inversión que se han abierto a nosotros". Aunque GIC no puede tener una participación accionaria en Pemex, "por ahora", Lim señaló que "si ellos quieren atraer inversión extranjera, deben pensar en formas creativas para permitirlo".

Cuestionado sobre si estaba interesado sólo en el sector de exploración y producción o en otros prospectos de energía, Lim respondió: "En todo".

La reforma energética, que apunta a utilizar capital privado para impulsar una languidecente producción e incrementar el crecimiento económico, ha sido criticada por la izquierda, que ve una privatización disfrazada y la transferencia de las "joyas de la corona" de México a organizaciones petroleras extranjeras.

"Lo que estamos viendo constantemente es todavía cierto nivel de escepticismo", consideró Lim. 

Señaló además que GIC es un socio discreto, tanto para empresas estatales como privadas. "No buscamos el control, Somos inversores a largo plazo. Somos muy, pero muy pacientes".

GIC invierte en un amplio rango de clases de activos, lo que le da mayor flexibilidad que otros fondos.

Hasta ahora, menos de 3 por ciento de sus activos totales son invertidos en América Latina, contra 40 por ciento en Estados Unidos, 25 por ciento en Europa y el resto a lo largo de Asia.

El fondo de propiedad gubernamental no revela el tamaño de los activos que administra. Además de México, GIC apunta a invertir en Brasil.

De hecho, el reciente desajuste en los mercados emergentes y el decepcionante crecimiento tanto en México como en Brasil fueron una bendición para GIC, "pues eso hace las valuaciones mucho más atractivas", explicó Lim.

GIC miraría una próxima licitación para un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México, pero "solemos ser muy cuidadosos para elegir nuestros puertos de entrada".