Financial Times

¿Por qué Slim quiere una semana laboral de 3 días? 

Durante una conferencia en Paraguay, el magnate mexicano Carlos Slim insistió en su propuesta de instaurar una semana laboral de tres días para generar una fuerza laboral más saludable y productiva.
Jude Webber
18 julio 2014 19:36 Última actualización 18 julio 2014 19:37
Calos Slim participó esta semana en la conferencia anual del Círculo de Montevideo en Paraguay. (Reuters)

Calos Slim participó esta semana en la conferencia anual del Círculo de Montevideo en Paraguay. (Reuters)

Todos estamos equivocados, dice Carlos Slim: deberíamos trabajar sólo tres días a la semana.

Durante una conferencia en Paraguay, el magnate mexicano afirmó que es tiempo de dar un giro radical sobre la vida laboral de la gente. En lugar de poder retirarnos a los 50 o 60 años, señaló, deberíamos seguir trabajando hasta ser mayores, pero al mismo tiempo tener más tiempo libre.

"La gente tendrá que trabajar por más años, hasta los 70 o 75, y sólo hacerlo tres días a la semana, tal vez 11 horas al día", insistió en la conferencia, según la agencia de noticias Paraguay.com.


"Con tres días laborables a la semana, tendríamos más tiempo para relajarnos, por calidad de vida. Tener cuatro días (libres) sería muy importante para generar nuevas actividades de entretenimiento y otras formas de estar ocupado", añadió.

El multimillonario de 74 años cree que esa opción generaría una fuerza laboral más saludable y productiva, mientras soluciona desafíos financieros relacionados con la longevidad.

Slim predica con el ejemplo. En Telmex, el contrato colectivo permite que los trabajadores que empezaron a trabajar muy jóvenes sean elegibles para retirarse antes de los 50 años. Pero un esquema voluntario instituido por el empresario les permite seguir laborando, con sueldo completo, sólo cuatro días a la semana.

El magnate, estratega y filántropo ha dicho que lo que más le gusta es pensar. Ha cultivado intereses más allá del mundo empresarial: su pasión por la escultura de Rodin y como coleccionista de arte es evidente en el museo Soumaya, dedicado a su fallecida esposa.

Otra de sus convicciones es que la educación debería ser repensada. En Paraguay, dijo que ésta "no debería ser aburrida, sino divertida" y debería enseñarle a la gente "no a memorizar, sino a razonar; no a domesticar, sino a entrenar". Además llamó a profundizar en el entrenamiento vocacional.

Mientras tanto, Slim no parece tener planes de retirarse.

"Miren a quien respeta: el banquero mexicano Manuel Espinosa Yglesias fue algo así como su mentor, y él seguía trabajando a sus más de 80 años", explicó Andrew Paxman, historiador británico que escribe un libro sobre Slim.