Financial Times

Petróleo de Brasil alcanzará la rentabilidad requerida: Shell

Shell es un importante inversionista en los yacimientos en alta mar de Brasil — conocidos como “presal” porque están cubiertos por una capa de sal — y ha reforzado su posición mediante la adquisición por 35 mil millones de libras de BG Group, la cual se completó el lunes.
Joe Leahy/ Christopher Adams
15 febrero 2016 20:11 Última actualización 16 febrero 2016 5:0
FT. Petróleo de Brasil alcanzará la rentabilidad: Shell .

“Brasil será . . . de una forma u otra, uno de los tres principales países para Shell

Ben van Beurden, presidente ejecutivo de Royal Dutch Shell, predijo el lunes que los precios del petróleo repuntarían este año hasta niveles que le permitirían a la producción de yacimientos de aguas ultraprofundas de Brasil alcanzar el umbral de rentabilidad.

Shell es un importante inversionista en los yacimientos en alta mar de Brasil — conocidos como “presal” porque están cubiertos por una capa de sal — y ha reforzado su posición mediante la adquisición por 35 mil millones de libras de BG Group, la cual se completó el lunes.

Pero la caída del precio del petróleo — el crudo Brent se cotiza aproximadamente a 30 dólares por barril — ha suscitado dudas entre los inversionistas sobre la viabilidad de los campos brasileños.

También hay preocupaciones sobre Petrobras, la compañía petrolera estatal de Brasil, la cual es la única operadora de los campos, puesto que el grupo se ha visto afectado por un escándalo de corrupción y está lidiando con una enorme carga de deuda.

Sin embargo, el lunes van Beurden dijo a reporteros en Río de Janeiro: “Espero que el precio de equilibrio del petróleo presal de Brasil sea muy favorable”.

Petrobras estimó el año pasado que los yacimientos presal alcanzarían el umbral de rentabilidad a un precio del petróleo de 45 dólares por barril, o 52 dólares si también se extrae el gas natural.

Van Beurden dijo que Shell confía en no estar expuesta de ninguna forma a las demandas legales derivadas del escándalo de Petrobras, en el que algunos de los antiguos ejecutivos de la compañía brasileña han afirmado que conspiraron con políticos para recibir sobornos de compañías de construcción a cambio de contratos.

También dijo que Shell estaría abierta a explorar oportunidades de un programa de desinversión que se está llevando a cabo en Petrobras y que tiene como propósito reducir los empréstitos del grupo brasileño.

Petrobras tiene el mayor nivel de deuda neta en el sector energético de 101 mil millones de dólares.

Los yacimientos presal de Brasil fueron aclamados en el año 2007 como uno de los mayores descubrimientos en alta mar desde los del Mar del Norte, pero el entusiasmo ha mermado, en parte a causa del escándalo de Petrobras.

Los analistas dijeron que el escepticismo había sido motivado por errores de política cometidos por el gobierno brasileño, como exigir que Petrobras fuera el único operador de los campos.

También existen preocupaciones acerca de los desafíos técnicos de perforar y extraer petróleo de yacimientos que se encuentran, en algunos casos, hasta siete kilómetros bajo el Atlántico y a 300 kilómetros de la costa.

Pero van Beurden dijo que los bajos precios del petróleo estaban cambiando la economía de la exploración petrolera, incluso obligando a los proveedores a bajar sus costos.

“Mientras más bajen los precios, más baja también. . . el costo de establecer cadenas de suministro y finalmente el costo de la producción del petróleo”, añadió. “Así que el precio de equilibrio realmente bajará con los bajos precios del petróleo”.

Dijo que la fusión Shell-BG convertiría a la mayor economía latinoamericana en una de las más importantes para el grupo resultante.

Shell está interesada en las estaciones de servicio de Brasil, en una empresa conjunta de etanol y en inversiones en Libra, uno de los mayores yacimientos presal. BG también ha invertido en yacimientos presal.

“Brasil será. . . de una forma u otra, uno de los tres principales países para Shell”, dijo.

También te puede interesar:

Cuatro mentiras que todo CEO exitoso tiene que decir

La era de los petrodólares ha terminado

Yellen advierte que turbulencia pudiera afectar crecimiento