Financial Times

Leicester City, cuando el corazón vence al dinero

El campeón de la Premier League superó a poderosos rivales con nóminas mucho más altas que la suya. La interrogantes qué hará el siguiente campeonato para buscar mantenerse en lo más alto.
Murad Ahmed/ John Burn-Mardoch
01 mayo 2016 20:6 Última actualización 02 mayo 2016 16:37
FT. Los expertos dicen que el club de futbol tendrá que gastar más.

No creo que Manchester United, Liverpool y Arsenal pierdan sus ambiciones. No creo que tengan otra opción que salir al mercado. (El Financiero)

El Leicester City es campeón de la Premier League.

El campeonato del equipo se dio luego de que empataran el domingo frente al Manchester United, y el Tottenham, su más cercano perseguidor hiciera lo mismo frente al Chelsea.

El año pasado, los hinchas del Leicester City hubieran estado encantados con un empate en el estadio de Old Trafford, una de las fortalezas del fútbol inglés y casa del Manchester United; este año el resultado no fue suficiente.

Leicester ganó Premier League inglesa después de un cuento de hadas de nueve meses que los vio subir en posibilidades de 5000 a 1 a una casi certeza de 1 a 20.

Pero después de las celebraciones, el equipo advenedizo se quedará con una interrogante: ¿Es una maravilla de una sola temporada o puede repetir su éxito?

Según números de Deloitte, la consultoría, el club recibirá por lo menos 50 millones de libras (72.8 millones de dólares), con la posibilidad de llegar a 75 millones de libras (109.2 millones de dólares), como resultado de ganar la Premier League inglesa esta temporada.

Pero los expertos dicen que se requiere mucho más inversión para estar a la par de los mejores clubes ingleses.

Chelsea y Manchester City tuvieron que gastar cerca de mil millones de libras cada uno para cimentar su posición en la parte superior de la liga”, dijo Stefan Szymanski, autor de Money and Football: A Soccernomics Guide y un académico de la industria del deporte en la Universidad de Michigan. “No creo que 50 millones de libras adicionales lo puedan conseguir. No creo que ni siquiera se acerquen a lograrlo”.

Szymanski dice que, según su investigación, el mejor predictor del lugar que ocupará un equipo es el gasto salarial del equipo: cuánto gasta en jugadores.

La última temporada — la más reciente en la que los clubes tienen cifras publicadas — Leicester gastó 57 millones de libras, la tercera cifra más baja de la liga en ese momento. El que más gastó fue Chelsea, con 216 millones de dólares, y fue coronado campeón.

“La relación básica es que el talento es algo que puedes comprar en el mercado con bastante confianza”, dijo Szymanski. “Sabemos que el delantero de Barcelona, Lionel Messi tiene el salario más alto porque es el mejor jugador del mundo. En términos generales, el dinero se asocia con el éxito y el éxito genera mayores ingresos”.

Si las comparaciones históricas entre las finanzas de un club y su desempeño en el campo permanecen ciertas, el consejo directivo de Leicester — dirigido por su presidente y dueño, el multimillonario tailandés Vichai Srivaddhanaprabha — se encontrará en un dilema.

Dan Jones, director del grupo de negocios del deporte de Deloitte dijo que Leicester podría ya sea guardar en el banco el dinero de este año y esperar que el equipo actual pueda repetir el desempeño de este año o apostar a que un aumento en el gasto resulte en aún mayor éxito y más ganancias.

El puesto del club encabezando la Premier League inglesa es el mayor sobre-desempeño en relación al gasto salarial en los últimos 15 años, el periodo de datos de los salarios disponibles.

Ningún club con el poder adquisitivo relativo de Leicester ha alcanzado los cuatro primeros puestos, sin siquiera pensar en llegar a la cima. El anterior mejor fue Ipswich Town, que en 2001 terminó en quinto lugar con un gasto salarial parecido.

Como no hay un tope salarial en el fútbol inglés, los clubes aseguran su éxito comprando los mejores jugadores.

Sin embargo, ahora está fluyendo más dinero hacia los clubes posicionados más abajo en la tabla de la Premier League por el crecimiento de los contratos televisivos domésticos y extranjeros. Los contratos en el extranjero, por ejemplo, se reparten por igual entre los 20 clubes y el año pasado cada equipo recibió £27.8 millones.

Szymanski sugirió que el éxito inesperado del Leicester podría romper el frágil equilibrio en el nivel superior de la liga, forzando a los equipos rivales a gastar más en jugadores.

“No creo que Manchester United, Liverpool y Arsenal pierdan sus ambiciones. No creo que tengan otra opción que salir al mercado”.

También te puede interesar:

Política exterior de Trump será algo ‘impredecible’

EU utilizará armas de alta tecnología

Es poco probable una oleada de impagos similar a los ochentas