Financial Times

Elige Trump para comercio a promotor de proteccionismo

La designación del abogado Robert Lighthizer como representante comercial de Estados Unidos es una prueba del cambio en la política comercial estadounidense.
Shawn Donnan | Financial Times
03 enero 2017 22:3 Última actualización 04 enero 2017 4:55
Representante de comercio de EU, Lighthizer. (YouTube: Bob Dole Archives)

Representante de comercio de EU, Lighthizer. (YouTube: Bob Dole Archives)

Donald Trump ha nombrado a un acérrimo promotor del proteccionismo como el representante comercial estadounidense (USTR, por sus siglas en inglés), dando otra señal de que su administración está lista para asumir en el gobierno las agresivas políticas que defendió durante la campaña.

Robert Lighthizer, quien participó en las reuniones sobre el comercio del equipo de transición de Trump con la administración de Obama, fungió como representante comercial adjunto de Estados Unidos (EU) en la administración de Ronald Reagan, en un momento en que la oficina era famosa por sus batallas con Japón.

Tiene una larga trayectoria representando a la industria siderúrgica estadounidense como socio en la firma de abogados Skadden Arps y en los últimos años ha sido un vocal promotor de un giro proteccionista en el Partido Republicano.

Como representante comercial de EU, Lighthizer desempeñaría un papel clave en el cumplimiento de las promesas de campaña de Trump de reprimir las prácticas comerciales desleales de China y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y México.
“Hará un trabajo increíble revirtiendo las fallidas políticas comerciales que han robado a tantos estadounidenses de prosperidad”, dijo Trump en un comunicado anunciando su designación.

“Estoy totalmente comprometido con la misión del presidente electo Trump, de nivelar el campo de juego para los trabajadores estadounidenses y forjar mejores políticas comerciales que beneficiarán a todos los estadounidenses”, sostuvo Lighthizer.

El nombramiento, que debe ser confirmado por el Congreso, es la última señal de lo que probablemente será un cambio importante en la política comercial de EU cuando Trump asuma la presidencia el próximo 20 de enero.

El presidente republicano entrante prometió sacar a EU del Acuerdo de Asociación Transpacífico, un amplio acuerdo comercial entre países de la región Asia-Pacífico negociado por el presidente Barack Obama. También ha amenazado con imponer aranceles punitivos a China en lo que algunos temen podría desencadenar una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

La nominación del representante comercial provocó una respuesta tibia de por lo menos un republicano pro comercio. “Espero con interés una vigorosa discusión sobre la filosofía y prioridades comerciales de Bob”, dijo el senador Orrin Hatch, jefe del poderoso comité de finanzas que celebrará las audiencias para la confirmación del USTR.

La nominación tuvo una mejor acogida entre los demócratas e incluso entre activistas anticomerciales.

“Bob Lighthizer entiende el dañino impacto que las importaciones injustamente negociadas tienen para los trabajadores y negocios de EU”, dijo Sandy Levin, un demócrata de Michigan, quien ha abogado hace tiempo que se apliquen reglas comerciales más duras en EU. “Su desafío será cerrar la brecha entre opiniones muy dispares en un gobierno de Trump y crear una política comercial responsable que vaya más allá de las consignas de campaña del presidente electo”, agregó.
Lighthizer sería el último prominente funcionario de línea dura con respecto al comercio en unirse a la administración de Trump.

Antes de las fiestas navideñas, el presidente electo nombró a Peter Navarro, economista y autor del libro, ‘Muerto por China’, para dirigir un nuevo Consejo Nacional de Comercio dentro de la Casa Blanca. También ha nombrado al multimillonario inversionista Wilbur Ross como secretario de comercio, un cargo en el cual se espera que él guíe la política comercial de la administración.

Analistas se han planteado si la creación del consejo comercial y el liderazgo de Ross sobre el comercio restará peso al rol del USTR, que en el pasado ha servido como “zar” comercial para los presidentes. Pero el portavoz de Trump sostuvo en los últimos días que el USTR continuaría siendo el principal negociador comercial de EU y que estaría guiado por Ross y el consejo de comercio.

LÍNEA DURA
Dan DiMicco, el ex ejecutivo de la siderúrgica Nucor y jefe de la unidad comercial del equipo transicional de Trump, dijo que Lighthizer sería “un USTR sólido al que recomendé fuertemente para el cargo. Hemos librado batallas comerciales juntos durante años”.

En los últimos años Lighthizer ha sido uno de los principales promotores de un enfoque comercial más riguroso entre los conservadores ideológicos, argumentando que el Partido Republicano pro comercio debería adoptar el tipo de proteccionismo propugnado por Trump.

“Los promotores del libre comercio moderno . . . se ciñen a sus ideales con una pasión que hace que Robespierre parezca prudente”, escribió Lighthizer en un editorial del New York Times en 2008. “Abrazan el libre comercio desenfrenado, incluso mientras ayudan a China a convertirse en una superpotencia. Ellos sólo ven líneas brillantes, incluso cuando significa rendirse ante los caprichos de los burócratas anti-EU en la Organización Mundial del Comercio . . . No ven nada más que un dogma, no importa cuántos empleos se pierdan, cuánto suba el déficit comercial o cuán bajo caiga el dólar”, dijo.

Aunque en los últimos años Trump ha subcontratado la producción de productos de la marca Trump en el extranjero, hace tiempo que el presidente electo ha defendido una política comercial más dura en libros y otros foros. Esto atrajo el respaldo de Lighthizer hace años.

En una columna publicada en 2011 escrita años antes de la candidatura de Trump a la presidencia, Lighthizer comparó el enfoque de la estrella de telerrealidad con el de Alexander Hamilton y Ronald Reagan y dijo que era un ejemplo que los republicanos deberían seguir.

“La reciente fe ciega que algunos republicanos han demostrado hacia el libre comercio en realidad representa más una aberración que un sello del verdadero conservadurismo estadounidense”, escribió Lighthizer. “Es una anomalía que debería ser reexaminada”.

También te puede interesar:
Trump, Xi y Putin y el nacionalismo nostálgico
AMLO y su ventaja rumbo a 2018
Predicciones mundiales para 2017