Financial Times

El Bolt de GM desata rivalidad entre autos eléctricos

El Chevrolet Bolt EV de General Motors pretende ser un vehículo eléctrico puro, en contraste con su otro vehículo eléctrico más conocido, el Chevrolet Volt, que incluye un generador de gasolina para extender el rango de la batería.
Robert Wright y Andy Sharman
13 enero 2015 0:23 Última actualización 13 enero 2015 9:12
Etiquetas
Módulo especial Bolt, de General Motors.

El Bolt EV, de General Motors, tendrá una batería de más de 300 kilómetros de rango y costará unos 30 mil dólares.

General Motors ha hecho una movida audaz para colocarse en la posición líder en el mercado de los vehículos eléctricos, con un automóvil de concepto que “cambia las reglas del juego” gracias a una batería de más de 300 kilómetros de rango y un precio de tan sólo 30 mil dólares.

El Chevrolet Bolt EV representaría un poderoso desafío a Tesla Motors de Elon Musk y sus esfuerzos para producir un automóvil eléctrico para las masas por casi el mismo precio.

El Model S de Tesla, su vehículo más económico, tiene un alcance de unos 330 kilómetros con una sola carga de la batería y se vende por 74 mil 570 dólares, después de incluir los incentivos fiscales estadounidenses.


Mary Barra, la presidenta ejecutiva de GM, no ofreció fechas definitivas con respecto al despliegue de la producción del Bolt, al revelar el concepto durante el North American International Auto Show en Detroit.

Los analistas han sugerido que será difícil fabricar el vehículo para su venta al precio proyectado. Pero Barra sugirió que la compañía está seriamente comprometida con el Bolt, el cual ella tilda de un "cambio en las reglas del juego".

"Esto no es solamente un experimento científico", dijo a los delegados en Detroit. "Es un vehículo totalmente eléctrico para el mundo real".

El Chevrolet Bolt de GM pretende ser un vehículo eléctrico puro, en contraste con su otro vehículo eléctrico más conocido, el Chevrolet Volt, que incluye un generador de gasolina para extender el rango de la batería.

Antes de desvelar el Bolt, Barra presentó una versión actualizada del Volt, que tendrá un rango de 80 kilómetros en conducción puramente eléctrica – una mejora del 30 por ciento con respecto al modelo actual – impartiéndole un rango total de más de 600 kilómetros con una batería plenamente cargada y un tanque de combustible lleno.

La versión actual del Volt de GM se vende por 34 mil 335 dólares, después de los incentivos fiscales.

En 2014, los vehículos eléctricos puros representaron sólo el 0.4 por ciento de las ventas totales de automóviles de Estados Unidos, aunque la propagación de las estaciones de carga en el estado de California está ayudando a aumentar las ventas.

Los fabricantes de automóviles insisten en que un número creciente de consumidores están interesados en vehículos eléctricos puros, aunque las más recientes caídas de los precios del combustible han afectado las ventas de vehículos híbridos – la clase más popular de vehículos parcialmente eléctricos en el mercado estadounidense.

Los fabricantes de automóviles en Estados Unidos también se ven presionados por producir y vender vehículos eléctricos puros después de la introducción de nuevas y estrictas normas de ahorro de combustible en 2012.

Los subsidios para la producción de vehículos eléctricos fueron una parte importante de la ayuda que el gobierno ofreció a la industria automotriz de Estados Unidos en 2008 y 2009 al sentir los efectos de la crisis financiera de 2008.

Tras revelar el Bolt, Barra expuso las poderosas ventajas que según ella GM goza en el mercado de los vehículos eléctricos.

"Tenemos el personal, las instalaciones para la producción, la ingeniería, el conocimiento del diseño y de la fabricación, y tenemos la voluntad de hacer de esto una ventaja competitiva aún mayor para Chevrolet y General Motors", dijo en la feria.

En respuesta, Tesla afirmó que era "excelente" ver que finalmente hay empresas ensamblando autos eléctricos que atraigan al consumidor. "Éste es un paso positivo para la industria", agregó.

La movida de GM robó gran parte de la atención en la primera mañana de la feria. Previamente, Ford – el mayor competidor de GM según las ventas en el mercado estadounidense – dio a conocer un concepto para el superdeportivo GT de alto rendimiento, el cual sugirió que comenzaría a fabricar el año próximo.