Financial Times

Costo de los Juegos Olímpicos en Brasil excede presupuesto

El costo de los Juegos Olímpicos de Brasil 2016 ya ha superado el presupuesto inicial en un 51 por ciento e incluso se espera que el sobrecosto alcance 1.6 mil millones de dólares, mientras que el agobiado país se encuentra en su segundo año de recesión, según revela un estudio de la universidad de Oxford.
Joe Leahy Financial Times
07 julio 2016 19:36 Última actualización 08 julio 2016 5:0
FT. Costo de los Juegos Olímpicos en Brasil excede presupuesto.

El informe indica que el costo de los juegos es aún modesto en comparación
con eventos previos. (El Financiero)

El costo de los Juegos Olímpicos de Brasil 2016 ya ha superado el presupuesto inicial en un 51 por ciento e incluso se espera que el sobrecosto alcance 1.6 mil millones de dólares, mientras que el agobiado país se encuentra en su segundo año de recesión, revela un estudio de la universidad de Oxford.

El estudio aseveró que, incluso con el sobrecosto estimado, el monto total, que sería de 4.6 mil millones de dólares, es aún modesto en comparación con lo que desembolsaron los anfitriones anteriores, como Londres y Barcelona, lo cual hace de los Juegos Olímpicos una de las inversiones más riesgosas que puede hacer una ciudad.

“Cuando Río decidió postularse para ser sede de los Juegos Olímpicos, a la economía brasileña le iba bien”, dice el estudio dirigido por el profesor Bent Flyvbjerg de la Escuela de Negocios Saïd de Oxford.

“Ahora, casi una década después, los costos subieron y el país se encuentra en su peor crisis económica desde la década de 1930 con un crecimiento negativo y falta de fondos para cubrir los costos”.

Río de Janeiro, el estado anfitrión, está sufriendo una crisis financiera que limita su capacidad para pagar los salarios de la policía y mantener el funcionamiento de los hospitales, en tanto que la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, ha sido suspendida mientras se lleva cabo el proceso de juicio político.

COSTOSO, SER LA SEDE DE LOS JUEGOS

El estudio de Oxford analizó 15 ediciones de los Juegos Olímpicos de verano, desde Roma 1960, y 15 de los juegos de invierno. Llegó a la conclusión de que ser sede del evento era el “megaproyecto” más costoso y financieramente arriesgado que una ciudad podía realizar.

Encontró un sobrecosto promedio del 156 por ciento en términos reales, el más alto para cualquier tipo de megaproyecto a nivel mundial. Ninguna edición de los Juegos Olímpicos durante el período de estudio cumplió con su presupuesto y casi la mitad lo superó en más del 100 por ciento.

Los juegos de verano más caros fueron los de Londres 2012, con un gasto de 15 mil millones de dólares y los juegos de invierno de Sochi 2014 con un gasto de 22 mil millones. El costo promedio de celebrar los juegos de verano fue de 5.2 mil millones de dólares y el de los juegos de invierno de 3.1 mil millones.

“Los gobiernos anfitriones y el Comité Olímpico Internacional no han sido transparentes sobre el verdadero costo y el sobrecosto de los juegos”, mencionó el estudio.

El alcalde de la ciudad de Río, Eduardo Paes, dijo que el costo de los juegos era de hecho de 4.1 mil millones de dólares, un 35 por ciento menos que los 6.4 mil millones que se proyectaron en la oferta inicial.

El Comité Organizador de Río 2016 dijo que recortaría gastos si fuera necesario, y no anticipaba sobrecostos. “Este informe tiene un sólo objetivo: especular acerca de un sobrecosto y crear publicidad negativa”, dijo el Comité Organizador de Río 2016.

El costo proyectado por atleta de los juegos de Río era de 400 mil dólares, en comparación con un promedio de 600 mil y un máximo de 1.4 millones en los juegos de Londres. “El alto sobrecosto promedio de los juegos, combinado con la existencia de valores atípicos, debe ser motivo para actuar con cautela para cualquier ciudad que esté considerando celebrar los juegos”, advierte el informe.

Sobrecostos similares dejaron a Montreal con una deuda de 30 años y en el caso de Atenas contribuyeron a hundir a Grecia en las crisis financieras y de endeudamiento que duraron casi una década.

También te puede interesar:

Cuidado con los vehículos casi autónomos

Gobernador del Banxico enfrenta consecuencias del Brexit

Dilma lanza campaña contra su destitución