Financial Times

Conocedores de café impulsan el mercado
de alto nivel

Las preocupaciones por el clima en Brasil, el mayor productor del aromático en el mundo, han incrementado 20% el precio del grano arábigo.
Emiko Terazono y Seb Morton-Clark
05 febrero 2014 19:49 Última actualización 05 febrero 2014 5:0
Granos de Café

Los baristas del café, que están de moda y las cafeterías independientes, influyen en lo que bebe la gente. (Reuters)

Después de tres años consecutivos de descensos, 2014 les ha traído a los productores de café de América Latina y África un muy necesario alivio.

Las preocupaciones por el clima en Brasil, el mayor productor del mundo, han hecho aumentar en 20 por ciento el precio de los granos de café arábigo, a un nivel al que muchos productores a duras penas pueden obtener alguna ganancia.

Pero existe un segmento del mercado del café, donde no existen tales preocupaciones: el sector premium.

Tan valiosos como el buen vino, los granos de alta calidad procedentes de América Latina y África están logrando grandes primas y en subastas se venden a tres veces el precio del mercado.

Aunque representa sólo una pequeña parte de todo el mercado del café, el sector premium está creciendo rápidamente conforme los consumidores buscan un mejor café, además de una “conexión” con las plantaciones que producen los granos.

“Los baristas de café, que están de moda, y las cafeterías independientes están influyendo en lo que bebe la gente”, dice Jonny Forsyth, analista de Mintel, la firma de investigación de consumidores.

Los bebedores de café cada vez quieren saber más acerca del “terroir” –las características especiales de la geografía, geología y el clima del lugar de origen– y de los granos “Grand Cru”.

Como resultado, este “micromercado” –que representa menos de una quinta parte de un mercado minorista de café de 80 mil millones de dólares– se ha “descomercializado”, dice Andrea Illy, jefe del grupo de café italiano del mismo nombre.

Según el Sr. Illy, los supuestos beneficios del café para la salud y un mayor énfasis en los niveles de vida y sostenibilidad ambiental a través de la certificación han creado “una muy buena imagen y dinamismo”, ayudando al crecimiento del segmento del café premium.

De hecho, en diciembre pasado, Café Imports, un importador de café premium con sede en Minneapolis, y que suministra a los tostadores de café de gama alta en América del Norte y Europa, pagó hasta 2.5 dólares por libra de café de alta calidad producido por caficultores de las tierras altas del Cauca en el suroeste de Colombia.

Ofreció 515 dólares por carga de 125 kg de café premium, más del doble que aquellos en el mercado de futuros ICE de Nueva York, en el que se cotizaba a alrededor de 1.10 dólares por libra, hundido por los suministros procedentes de Brasil que inundaban el mercado.

“Nos preguntamos, ‘¿cómo podemos obtener la mejor taza de café y a qué precio los productores estarán dispuestos a tomar las medidas y reunir los recursos adicionales necesarios para llevar el café a la más alta calidad?’”, explica Noah Namowicz, director de ventas internacionales de Café Imports, reflexionando acerca de la iniciativa de la compañía, ahora en su segundo año.

Los consumidores de café estadounidenses están impulsando el crecimiento del segmento, especialmente en la costa oeste, donde se originó el mercado premium de “cafés especiales”.

Luis Fernando Samper, director de marketing de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, dice: “Los consumidores quieren saber cómo se cultiva el café, de dónde viene, así como su impacto social”.

El mercado del café en envases personales también está impulsando la transformación del mercado, ya que Nespresso de Nestlé ofrece de un 30 a 40 por ciento adicional sobre el precio de Nueva York por los granos que usa en sus cápsulas a través de su programa de compra de calidad.

Lo que ha sido sorprendente acerca del mercado del café de alta calidad es que, a diferencia de productos lujosos de marca y los buenos vinos, aún no hay mucha demanda en los mercados emergentes. Esto se debe a que los nuevos bebedores de café en países como Rusia, China e Indonesia usualmente prefieren el café instantáneo con leche en polvo y azúcar.

El mercado de menor calidad de café robusta usado para el café soluble se ha apoyado en esta demanda, y los precios han permanecido estables a pesar de abundantes cosechas en Vietnam, uno de los grandes productores de robusta.

Esto ha hecho que las capas superior e inferior del mercado del café –el cual los expertos dividen a grandes rasgos en tres segmentos: el mercado premier que representa alrededor de 20 por ciento, el nivel medio que representa 43 por ciento, y el segmento de café instantáneo– hayan crecido, mientras que el nivel medio se ha estancado.

El Sr. Illy dice que acostumbrar a los nuevos bebedores al café de primera calidad no será un proceso rápido. Añade que en China, por ejemplo, “necesita cultivarse como una pequeña planta”.

En los nuevos mercados, “hay que hacer la labor de misionero para introducir la cultura del café… convencer a los consumidores, uno por uno, y dejarlos que se enamoren del café, la experiencia, la cultura, el sabor”, dice.

También, te pueden interesar estos artículos

FINANCIAL TIMES: Si los robots nos dividen, nos conquistarán

FINANCIAL TIMES: Los ‘indispensables’ estadounidenses se echan para atrás como policías

FINANCIAL TIMES: Fabricantes de autos chinos aún no se han dado a conocer