Financial Times

‘Cómprame’, los minoristas le ruegan a Amazon

Banqueros reportan un aumento en solicitudes de clientes minoristas que buscan contacto con Amazon, luego de que ésta adquiriera a Whole Foods Market. Analistas se encuentran en un juego de adivinanzas sobre los objetivos de Jeff Bezos.
James Fontanella-Khan, Anna Nicolay y Anne-Sylvaine Chassany
05 septiembre 2017 22:32 Última actualización 06 septiembre 2017 5:0
Ismael Angeles Novelo

Ismael Angeles Novelo

El anuncio de que Amazon iba a convertirse en dueña de Whole Foods Market provocó un cierto miedo en muchos otros minoristas, pero la noticia de cómo se produjo el acuerdo les ha dado esperanza.

Esperanza de que ellos puedan ser los próximos.

Los banqueros han reportado un aumento en las solicitudes de sus clientes minoristas pidiéndoles que contacten a Amazon para ver si estaría interesada en adquirirlos también.

Al mismo tiempo, inversionistas, analistas y empresas de consultoría se han envuelto en un elaborado juego de adivinanzas sobre cuáles objetivos pudieran estar en el radar del director ejecutivo de Amazon Jeff Bezos ahora que él, el rey del comercio electrónico estadounidense, ha mostrado interés en las tiendas físicas.

Las llamadas a los banqueros de fusiones y adquisiciones se han intensificado este verano, según lo indicado por más de cinco asesores que fueron contactados por sus clientes. Las peticiones para que los banqueros ‘tanteen el terreno’ con Amazon han provenido de compañías de tiendas de ropa, de comestibles y de conveniencia, declararon los banqueros.

“En la actualidad, todo es Amazon”, comentó un banquero sénior de Nueva York especializado en empresas de consumidores y minoristas, quien pidió no ser identificado, ya que los banqueros no están autorizados para hablar sobre los clientes con los medios de comunicación.

Aunque no es nada convencional, la idea de contactar a un solo comprador potencial resultó ser una estrategia exitosa para Whole Foods.

Los ejecutivos de la compañía, bajo la presión de los inversionistas activistas, llamaron a Amazon después de haber visto un informe periodístico que indicaba que el minorista en línea había considerado comprar su compañía. John Mackey, el director ejecutivo de Whole Foods, describió los meses que culminaron en la oferta de Amazon de 13.7 mil millones de dólares como un “romance arrollador”.

“Todas estas desesperadas compañías piensan que Bezos será la solución a sus problemas…todas están rezando por una nueva era ‘Amazónica’ de las ventas minoristas…en la que ellas son miembros del club Bezos”, comentó otro banquero.

Amazon rehusó la oportunidad de proporcionar comentarios para esta historia.

placeholder


Antes de Whole Foods, las apuestas financieras de Amazon habían sido menores.

El gigante del comercio electrónico con sede en Seattle ha realizado cerca de 130 adquisiciones o inversiones desde su debut en 1995, en una amplia gama de industrias, desde libros y música hasta informática en la nube. Su mayor adquisición hasta este año fue la de Twitch -un sitio donde millones de visitantes regulares ven a otras personas jugar videojuegos- por 970 millones de dólares en 2014.

Los analistas también están especulando acerca de cuáles serán las próximas compañías en las que se enfocará Bezos.

Aaron Turner, un analista de Wedbush Securities, comentó que la compañía pudiera adquirir GrubHub, la empresa “startup” estadounidense de rápido crecimiento dedicada a la entrega de alimentos, para adentrarse aún más en el campo de la comida y crear una “fuerza dominante en los servicios de entrega de los restaurantes”.

“Esto no es inminente de ninguna manera”, advirtió Turner. “Pero claramente Amazon está firmemente enfocada en los alimentos, específicamente en los alimentos perecederos”.

Turner opinó que Amazon pudiera comprar GrubHub por unos 4.5 mil millones, proporcionándole una red de 50 mil restaurantes y casi 9 millones de comensales activos.

Otros analistas han considerado, en diversas ocasiones, los grandes almacenes minoristas como Bed Bath & Beyond o Target que pudieran ayudar a Amazon a desarrollar una red de tiendas físicas.

Y tiendas minoristas de gama alta o de especialidad como Nordstrom, Warby Parker o Lowe’s serían buenas opciones, comentó Jeff Glueck de Foursquare -la aplicación de localización- quien estudia los patrones de tráfico de clientes.

Es dos veces más probable que los compradores de Nordstrom realicen compras en Whole Foods que las personas promedio, según Glueck, mientras que Warby Parker, el minorista de moda de anteojos, ayudaría a captar los codiciados consumidores “millennials”, agregó.

El interés en Amazon ha surgido conforme las compañías minoristas y de productos de consumo tradicionales están lidiando con enormes cambios en la forma en que las personas realizan sus compras y en qué quieren comprar. Las ventas de tiendas por departamento en EU han disminuido un 18 por ciento desde 2010, según estimaciones de Bank of America.

En el pasado ha habido rumores de que Amazon es como un caballero blanco para los minoristas de bajo rendimiento, aunque numerosos banqueros contactados por los clientes no están de acuerdo con esta noción. Su recomendación es centrarse más bien en mejorar los márgenes reestructurando el negocio o reduciendo los costos mediante la fusión con los rivales, en lugar de contar con la idea de que Amazon los salvará.

“Amazon está en su camino propio y no seguirá simplemente comprando sólo por el hecho de hacerlo”, comentó un banquero que trabaja en el sector minorista. “Históricamente ha sido tímida en cuestión de tratos, y cualquier persona que piense que se salvará de Amazon está equivocada”.


Y algunos veteranos de la industria también son cautelosos. “Jeff piensa de manera diferente a nosotros”, expresó un alto ejecutivo de uno de los mayores supermercados estadounidenses.