Financial Times

Batalla por el mercado petrolero apenas acaba de comenzar

El organismo líder en asuntos energéticos a nivel mundial declaró que la batalla por la participación de mercado entre la OPEP y sus rivales de alto costo “apenas acaba de comenzar”, ya que hay escasa evidencia para sugerir que la caída de los precios haya frenado significativamente los suministros.
Anjli Raval
13 mayo 2015 20:54 Última actualización 14 mayo 2015 5:0
FT. Batalla por el mercado petrolero apenas acaba de comenzar.

La caída de los precios no ha frenado los suministros de manera significativa. (El Financiero)


El organismo líder en asuntos energéticos a nivel mundial declaró que la batalla por la participación de mercado entre la OPEP y sus rivales de alto costo “apenas acaba de comenzar”, ya que hay escasa evidencia para sugerir que la caída de los precios haya frenado significativamente los suministros.

Aunque el crecimiento de la producción estadounidense se ha desacelerado debido a los bajos precios del petróleo, el reciente repunte pudiera detener una caída extrema de la producción, expresó la Agencia Internacional de Energía (AIE) el miércoles.

Otros productores fuera de la OPEP, los cuales representan dos tercios de la producción petrolera mundial, han demostrado ser resistentes aunque el cartel esté aumentando su propia producción, señaló el grupo con sede en París en su anticipado informe mensual.

“Por consiguiente, sería prematuro sugerir que la OPEP ha ganado la batalla de la participación en el mercado”, aseguró la AIE. “La batalla, más bien, acaba de empezar”.

La AIE declaró que la oferta seguía superando a la demanda, ya que sólo realizó revisiones menores a sus predicciones para la producción y el consumo. El crecimiento global de suministros interanual fue de 3.2 millones de barriles diarios (b/d) en abril, “extendiendo las enormes ganancias del primer trimestre” y superando ampliamente el aumento de la demanda.

La decisión de la OPEP en noviembre, liderada por Arabia Saudita, de no reducir la producción y de luchar por mayor participación de mercado frente a rivales de mayor costo representó “sólo el primer paso” de una estrategia, declaró el organismo líder en asuntos energéticos.

El plan también incluye “aumentar gradualmente la producción e invertir agresivamente en la capacidad productiva futura, aunque sus contrapartes no pertenecientes a la OPEP continúan apretándose el cinturón”, explicó la AIE.

El suministro de crudo de la OPEP aumentó en 160,000 b/d a 31.21 millones b/d en abril – el mayor aumento desde septiembre de 2012 – y casi 1.4 millones de b/d por encima del año anterior, según el informe.

A pesar de que el crecimiento de la producción estadounidense proveniente de esquisto “cedió” el mes pasado después de meses de reducción de costos y una disminución del 60 por ciento en las plataformas de extracción petroleras, la AIE declaró que el mercado petrolero todavía parece estar “relativamente flexible”.

El crecimiento de suministros provenientes de países no OPEP fuera de EEUU demostró ser resistente en algunos lugares y “desafió las expectativas”, declaró la AIE, citando a Rusia y Brasil como ejemplos. “El resto de las áreas petroleras (fuera de EEUU) no permanecen inmóviles”.

La AIE elevó su pronóstico del crecimiento de suministros para 2015 de países no OPEP en 200,000 b/d comparado con el informe del mes pasado, con estos productores añadiendo 830,000 b/d de suministros adicionales este año.

La AIE aseguró que la primera caída en las existencias de crudo de EEUU desde enero la semana pasada no significa el fin de los inventarios acumulados, subrayando un aumento de las existencias de productos refinados como la gasolina y el diésel.

Además, el informe señaló que, en las últimas semanas, numerosos productores estadounidenses importantes de petróleo esquisto habían hecho declaraciones acerca de su capacidad para lograr un ahorro de costos, y la cobertura de los productores había aumentado considerablemente, mientras que las empresas aprovechaban el reciente repunte de los precios para asegurarse las ganancias.

Después una caída de más de la mitad entre junio y enero, el crudo Brent, negociado internacionalmente, alcanzó un precio de $67 por barril, mientras que el estándar de referencia estadounidense, West Texas Intermediate, se situó en $61 por barril.

“La situación actual se asemeja mucho a la primera mitad del año pasado, cuando las cifras eran de tendencias abrumadoramente bajistas aunque los precios desafiaban la gravedad y continuaban subiendo”, declaró David Hufton, director ejecutivo del corredor PVM.

“Un enorme superávit en los mercados físicos y niveles extremadamente altos de la posición especulativa representan una combinación tóxica. La gran diferencia en comparación con el año pasado es que el nivel de precios es 40 por ciento más bajo”, agregó.

El informe mostró que el principal exportador del mundo, Arabia Saudita, mantuvo su producción por encima de 10 millones b/d, mientras que sus aliados en el Golfo también están aumentando su número de equipos de perforación.

La AIE pronosticó un crecimiento de la demanda mundial petrolera de 1.1 millones b/d este año – un aumento de los 700,000 b/d en 2014 – a 93.6 millones b/d debido a las mejoras en las perspectivas de los países industrializados.

También te puede interesar

El futuro de la política comercial mundial

China se inclina hacia economías liberales de AL

Turismo latinoamericano desafía caída del consumo