Financial Times

Automotrices afinan productos para adultos mayores

Las personas mayores de 50 años controlan el 70 por ciento del ingreso disponible total de Estados Unidos, y los mayores de 55 tienen el 56 por ciento de la riqueza neta de la eurozona.
Henry Foy
03 noviembre 2014 20:5 Última actualización 04 noviembre 2014 5:0
FT.

Oxford Economics, el grupo de pronóstico global, dice que las empresas industriales están descubriendo beneficios inesperados en atender a estos consumidores de mayor edad y más ricos. (El Financiero)

Grande, robusta, y con un trasero parecido al de un vehículo fúnebre, la “minivan” Town & Country de Chrysler no ganará muchos premios por su belleza, pero es la ganadora indiscutible en una competencia mucho más lucrativa: quién apela más a las billeteras de los norteamericanos de edad avanzada.

Según la AAA, la organización de automovilismo de EU, el humilde Town & Country obtiene los puntajes más altos al satisfacer las exigencias de los conductores de más edad, el vencedor en un creciente campo de batalla donde la tecnología es más importante que la potencia, y la funcionalidad es más importante que la vistosidad.

La generación del “baby boom”, que ahora entra en su etapa de retiro, está viviendo más tiempo, tiene una vida más activa y – fundamentalmente – tiene mucho más dinero para gastar que sus padres.

Este grupo es conocido como la “Generación de Plata” por los comerciantes y los minoristas. Los fabricantes de automóviles, así como otras empresas industriales, grupos de tecnología y promotores inmobiliarios, están adaptando sus gamas de productos y prácticas de trabajo para atender a este mercado, ahora que la demografía, el poder adquisitivo y la riqueza se desplazan hacia arriba en la curva de la edad.

Las personas mayores de 50 años controlan el 70 por ciento del ingreso disponible total de EU, y los mayores de 55 tienen el 56 por ciento de la riqueza neta de la eurozona, según Lombard Odier, un gestor de inversiones que maneja un fondo que invierte específicamente en empresas que apuntan a este segmento.

Oxford Economics, el grupo de pronóstico global, dice que las empresas industriales están descubriendo beneficios inesperados en atender a estos consumidores de mayor edad y más ricos. En su informe sobre la longevidad, cita el ejemplo de Oxo, la compañía de utensilios de cocina, cuyos productos fueron diseñados originalmente para las manos artríticas de los consumidores de más edad, pero que han demostrado ser un éxito con todas las edades.

La industria automotriz también está adaptando su modelo para una generación que tiende a gastar más en sus vehículos.

“Es fascinante ver cómo la industria automotriz, como otras, se han dado cuenta del enorme mercado potencial que representan los mayores de 65 años”, dijo Alison Sander, directora del Center for Sensing & Mining the Future al Boston Consulting Group.

Se espera que las personas mayores de 65 años representen más de una cuarta parte del mercado automotriz de EU en 2020, según Euromonitor, un aumento del 50 por ciento en comparación a 2010.

Una de las campañas de publicidad de automóviles más infames en EU fue “Éste no es el Oldsmobile de tu padre” por la marca Oldsmobile de General Motors en la década de 1980.

El lema ofendió a los compradores mayores y no logró convencer a la juventud. La marca nunca se recuperó de la fuerte caída en las ventas que esto ocasionó.

Las marcas de automóviles de hoy día están enfocando el mercado de otra manera: vendiendo vehículos de moda y de aspecto juvenil a conductores mayores que optan por no dejarse definir por su avanzada edad.

La publicidad para el modelo i20 de Hyundai en el Reino Unido pone de relieve las avanzadas características de seguridad del auto, su eficiencia en el funcionamiento frugal y su longevidad – tres aspectos que las personas mayores valoran, según estudios de la AAA. Pero presenta una mujer de unos treinta y tantos en plena vida activa. La edad promedio de un comprador i20 en el Reino Unido es de 58 años.
“Algunas compañías se están adaptando más rápidamente y con mayor eficacia que otras, pero todas las empresas en la industria están prestando atención a sus necesidades. Tienen que ofrecer productos relevantes”, dice la Sra. Sander. “La clave es asegurar que la nueva tecnología funcione para ellos”.

Pero la tecnología también está volviendo más relevantes a los automóviles para las personas mayores, ya que las características de seguridad más avanzadas y la carrera hacia los autos sin conductor amplían el atractivo de los vehículos para las personas mayores que quieren vivir una vida activa.

“Las personas mayores . . . están en mejor forma que nunca y viven más tiempo, pero aún así se les fuerza a entregar su licencia de conducir”, dijo Andy Palmer, vicepresidente ejecutivo de Nissan. “(Los automóviles sin conductor) pueden extender el tiempo que pueden mantenerse libres y móviles”.

“Usted puede tener movilidad hasta los 85, hasta los 95”, dijo el Sr. Palmer, quien está a cargo del desarrollo de productos de Nissan.

Los vehículos autónomos de Nissan estarán fuera del laboratorio y en las calles alrededor de finales del próximo año.

Pero incluso antes de que los autos sin conductor sean algo común y corriente, los fabricantes de automóviles están aplicando ideas innovadoras para ayudar a los conductores de más edad.

Opel, la rama europea de GM, dice que las nuevas características como la detección de punto ciego, los sistemas de estacionamiento y el botón de emergencia en el automóvil que permite que los servicios de emergencia hablen con el conductor en caso de un accidente son los principales puntos de venta para el mercado de personas de edad avanzada.
“Las personas mayores son una parte creciente del mercado y la tendencia se acelerará en el futuro”, dijo un portavoz de la empresa automotriz. “Vamos a incluir las necesidades de este grupo en nuestra planificación para el futuro”.

También, te pueden interesar los siguientes artículos

¿Tomar un café con desconocidos puede mejorarnos?

Se acaba la fiesta en América Latina; la excepción: México

¿Por qué las pruebas de resistencia bancaria no son suficientes?