Financial Times

Armadoras ‘hacen coincidir’ inversiones

Grandes firmas armadoras de autos se anticiparon a la toma de posesión este viernes del nuevo presidente de Estados Unidos y anunciaron importantes inversiones en el país.
Peter Campbell | Bryan Harris Financial Times
17 enero 2017 20:42 Última actualización 18 enero 2017 5:0
FT. Armadoras anuncian inversiones en EU.

Fabricantes prometen crear empleos en una movida para mejorar relaciones. (El Financiero)

General Motors y Hyundai anunciaron sus planes para realizar grandes inversiones en EU el martes, conforme los fabricantes de automóviles se apresuraron a promover sus programas de gasto y creación de empleos antes de que Donald Trump asuma la presidencia el viernes.

Hyundai dijo que gastaría 3 mil millones de dólares en EU durante los siguientes tres años y GM prometió invertir 1 mil millones en EU en una variedad de futuros proyectos indeterminados, en un anuncio que después admitió había sido programado para coincidir con la llegada del presidente electo.

“No hay duda de que actualmente hay un énfasis en la creación de empleos en EU”, dijo un portavoz de GM, aseverando que la compañía creará 1,500 empleos en EU en los próximos tres años.

La compañía admitió que esta decisión estaba “programada hace tiempo” y que pensaba que éste era “un momento oportuno” para anunciarla antes de que Trump asuma su cargo”.

Michelle Krebs, analista principal de Autotrader, dijo que GM estaba haciendo “teatro” al comunicar las noticias días antes de la inauguración del viernes.

“En el pasado este tipo de noticias se revelaban poco a poco, fábrica por fábrica, no en una gran declaración de este tipo”, aseveró.

“Llevan mucho tiempo planeando estas inversiones y planes de contratación. Son una continuación de lo que la compañía ha estado haciendo en los últimos años, conforme sigue operando un negocio rentable y exitoso”.

GM y Hyundai son los últimos fabricantes de automóviles que han prometido invertir dinero en el país antes de la inauguración. Trump ha criticado a las compañías que trasladan su producción a México pero elogió a aquellas que demostraron que deseaban crear empleos en EU.

Hyundai negó que sus planes de inversión eran una respuesta a los comentarios de Trump.

“Esperamos un auge en la economía estadounidense y una creciente demanda de varios modelos conforme el presidente electo Trump cumple con su promesa de crear un millón de empleos en cinco años”, aseveró Chung Jin-haeng, presidente de Hyundai Motor, en una entrevista en Seúl el martes.

Pero Kia, la compañía filial de Hyundai, está incrementando su producción en México, con una nueva planta que inauguró en el verano y está programando aumentar la producción a 400,000 vehículos al año en 2019.

Hasta ahora Hyundai y Kia se han escapado de la ira de Trump, quien ha utilizado Twitter para criticar a Toyota, BMW y GM por sus inversiones en México.

Varios fabricantes de automóviles con plantas en México recientemente anunciaron su intención de realizar importantes inversiones en EU, aunque algunas de estas cifras han sido reforzadas por la inclusión de planes de gastos existentes.

Toyota recientemente prometió invertir 10 mil millones de dólares en EU. Esta cantidad incluye planes de gastos que ya se habían anunciado. Fiat Chrysler prometió realizar una inversión de mil millones como parte de un plan existente para aumentar la producción de vehículos utilitarios deportivos en EEUU.

Este mes, Ford canceló sus planes para abrir una planta en México y dijo que invertirá 700 millones en Michigan, aunque la compañía trasladará la producción del Focus a una planta mexicana existente.

En su anuncio del martes, GM dijo que trasladaría la fabricación de ejes para su nueva camioneta desde un proveedor hacia la producción interna, y el trabajo en México a EU.

GM fabricó apenas 700,000 vehículos en México en 2015, y exportó 470,000 de éstos a EU o Canadá. La compañía confirmó el martes que sus planes de expansión en México no se verían afectados por sus promesas de inversión en EU.

También te puede interesar:

Líderes empresariales enfrentan un enorme déficit de confianza

Tormentas políticas empañan al Foro de Davos

Coches autónomos, una posibilidad que aún se mira cautelosamente