Financial Times

América Latina elogia la apertura del TPP

Tres de las economías más dinámicas de América Latina — México, Chile y Perú — formarán parte de una “fábrica” integrada que atenderá al 40 por ciento del PIB mundial bajo el Acuerdo de Asociación Transpacífico.
Jude Webber/ Andres Schipani/ Benedict Mander
06 octubre 2015 20:12 Última actualización 07 octubre 2015 5:0
FT. América Latina elogia la apertura del TPP.

México, Chile y Perú avizoran nuevos mercados desde EU hasta Asia. (El Financiero)

Tres de las economías más dinámicas de América Latina — México, Chile y Perú — formarán parte de una “fábrica” integrada que atenderá al 40 por ciento del PIB mundial bajo el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) que abre nuevos mercados y perspectivas comerciales, según funcionarios.

“Ha sido una lucha que nos ha llevado cinco años”, dijo Magali Silva, ministra de comercio de Perú, al Financial Times. Hizo énfasis en que el acuerdo iba más allá de los simples acuerdos bilaterales, de los cuales los tres países tienen docenas entre sí.

“Vamos a ser parte de las 12 economías que en conjunto manejan el 40 por ciento del PIB mundial. El mayor beneficio aquí es la acumulación de origen”, dijo la Sra. Silva, refiriéndose al concepto de que algo producido en una nación perteneciente al TPP y exportado a otra será efectivamente tratado como si hubiera sido producido en ese segundo país. “Es como tener 12 países funcionando como una fábrica”, dijo.

El acuerdo ayudará a Perú y Chile, que son principalmente productores de productos básicos, a aumentar el acceso a EU, en parte a través de México. Pero entre los miembros latinoamericanos, México se posiciona como el mayor ganador.

La segunda economía más grande de América Latina ya es una potencia manufacturera: es el mayor productor de televisores de pantalla plana a nivel mundial y gran productor de automóviles. México posee, además, una rápidamente creciente industria aeroespacial. También está muy integrado con dos socios del TPP, EU y Canadá, en virtud del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) desde hace ya 21 años.

Pero tuvo desavenencias con su vecino del norte en determinados momentos durante las negociaciones del TPP en Hawái en julio después de que se conoció que EU y Japón habían acordado un umbral para las normas de origen — la proporción de componentes que deben ser fabricados dentro del TPP para que un producto quede exento de aranceles de importación — del 30 por ciento, menos de la mitad del nivel en vigor en el TLCAN.

Al final, las maratónicas negociaciones en Atlanta produjeron lo que el secretario de Economía mexicano llamó “el equilibrio adecuado entre intereses ofensivos y sensatos” en cuanto a los sectores de automóviles y piezas de repuesto de éstos, tejidos y ropa, carne de res, arroz y leche.

Como resultado, México está considerando la perspectiva de que el TPP genere más comercio con Australia y Nueva Zelanda, así como con Brunei, Malasia, Singapur y Vietnam, los cuales representan una región que se considera la de mayor crecimiento en el mundo en los próximos 25 años. Entre los actuales acuerdos de libre comercio de México con 46 países, solamente uno es con una nación asiática: Japón.

“El Acuerdo de Asociación Transpacífico se traducirá en mayores oportunidades para las inversiones y trabajos mejores pagados para los mexicanos”, escribió en un mensaje de Twitter el presidente Enrique Peña Nieto.

“Al final, es una situación de beneficio mutuo”, dijo al Financial Times Oscar Albín, presidente de la asociación mexicana de autopartes. Dijo que el TPP ayudaría a México a hacerle frente a China, el segundo mayor proveedor de piezas de repuesto para automóviles en México después de EU, así como a otros países asiáticos como Corea del Sur y India. Estos tres países no son miembros del TPP, aunque EU ha sugerido que algún día China podría llegar a serlo.

Luis de la Calle, economista y ex negociador del TLCAN, dijo que el acuerdo “envía la señal de que México se siente lo suficientemente competitivo como para competir a la ofensiva — no a la defensiva — con Asia. Esto ayuda a México a alegar que ‘deberíamos convertirnos en la plataforma exportadora de América del Norte’”, dijo.

El ministro de relaciones exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, dijo que el acuerdo era “altamente satisfactorio” y que permitiría un mayor acceso a los mercados de los otros países signatarios del TPP que el que Chile ya posee a través de acuerdos de libre comercio con dichos países.

“Éste es un momento muy importante. Ha sido una negociación en la cual nuestros representantes han actuado con firmeza y vigor al proteger nuestros intereses, y el resultado es favorable”, dijo.

Ahora para las economías latinoamericanas, añadir valor será importantísimo. “México sabe que no puede competir en cuanto a mano de obra barata; ahora tendrá que competir en cuanto a productividad y valor agregado”, dijo Duncan Wood, director del Instituto de México del Wilson Center.

También te puede interesar:

Siete cosas que necesitas saber acerca del acuerdo comercial TPP

Los asesinatos en masa provocan un repunte en venta de armas

Mercados emergentes, nueva amenaza a la economía global