Empresas

VW busca pagar los impuestos retroactivos de los vehículos adulterados

En una carta enviada a los ministros de Finanzas de la UE, el presidente de la armadora, Matthias Müller, pidió que la actualización de los impuestos por mayores emisiones de CO2 de los autos adulterados no los paguen los usuarios, sino la empresa.
Notimex
06 noviembre 2015 12:52 Última actualización 06 noviembre 2015 13:10
Volkswagen

Volkswagen asumirá un posible aumento de impuestos retroactivos de los vehículos adulterados desde el 1 de abril de 2009. (Reuters)

BERLÍN.- El consorcio automotor Volkswagen (VW) informó hoy que asumirá el pago de posibles aumentos del impuesto a los automóviles, que deben cubrir en forma retroactiva esa contribución, debido al nivel real de gases que emiten.

En los autos de VW, cuyas emisiones de dióxido de carbono (CO2) hayan resultado adulteradas por el programa de software fraudulento que aplicó la firma automotriz, es previsible que se incremente el impuesto de tenencia porque se calcula con base a las emisiones del gas.

El presidente de Volkswagen, Matthias Müller, envió hoy viernes una carta en la que comunicó lo anterior a los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE). El consorcio hará ese pago retroactivo a consecuencia del fraude con CO2 en toda Europa.


La estrategia del nuevo presidente del consorcio es hacer todo para demostrar que Volkswagen quiere enderezar las cosas a raíz de la manipulación del software en muchos de sus autos, con el que se miden las emisiones.

Los pagos retroactivos datarán del 1 de julio de 2009 a la fecha. Los ministros de Finanzas de la UE aún no ha decidido si los propietarios de los autos afectados deberán realizar el pago retroactivo del impuesto o no.

Müller pidió que los ministros consideren la forma de no cargar ese gasto adicional a los propietarios de los autos, sino que lo pase en forma completa al consorcio.

En realidad es una medida que el consorcio iba a tener que tomar tarde o temprano por las demandas que recibiría de los propietarios afectados.

La reacción del presidente de Volkswagen es la respuesta a las declaraciones que hizo el miércoles el ministro alemán de Transporte, Alexander Dobrindt, quien pidió al consorcio evitar que los dueños de los autos con emisiones adulteradas asuman tal costo.

VW reconoció a principios de esta semana que alrededor de 800 mil autos, de los cuales 98 mil son de gasolina, también fueron manipulados para que registraran una menor emisión de CO2 con el fin de ser altamente competitivo a nivel mundial.

En realidad sus ingenieros no fueron capaces de lograr diseñar motores que se apegaran a las normas internacionales, de forma que entonces se decidió manipular el programa de computación con que cuentan los autos para medir las emisiones que despiden.