Empresas

VW Puebla suspende jornadas sabatinas;
no habrá paros técnicos

Las jornadas laborales serán de lunes a viernes, de manera que los trabajadores de la firma alemana en México laborarán en el esquema tradicional. La automotriz asegura que no habrá ningún ajuste a su plantilla laboral, ni paros técnicos.
Axel Sánchez
02 octubre 2015 9:51 Última actualización 02 octubre 2015 12:20
Especial Volkswagen

El grupo automotor reconoció haber falseado información sobre el software instalado a de 11 millones de vehículos a diésel, de los cuales unos 32 mil circulan en México. (Especial Volkswagen)

Volkswagen de México no aplicará paros técnicos a la planta que
tiene en Puebla ante el freno en la venta de autos diésel en el mercado
de Estados Unidos, informaron fuentes cercanas a la compañía.

“Volkswagen de México ha tomado la decisión de suspender las
jornadas de trabajo originalmente planeadas para los días sábado.
El personal continuará laborando de manera normal en el esquema
tradicional, de lunes a viernes. No hay ningún ajuste a la plantilla laboral”, declaró la empresa en un comunicado.

Desde Alemania, el Comité Ejecutivo de vigilancia de la compañía dijo que se extenderá el tiempo de investigación interna para dar con los culpables por el cambio de software en los motores TDI, que eludían las normas ambientales.

“Jones Day ha informado sobre los puntos de acción iniciados. El Comité Ejecutivo llegó a la conclusión de que las investigaciones se
llevarán por lo menos varios meses. Por esta razón, el Comité Ejecutivo propondrá al Consejo de Supervisión que la Junta General Extraordinaria prevista para el 9 de noviembre de 2015 no debe ser celebrada”, explicó la empresa en un reporte a la bolsa.

El gobierno de Rumania se sumó a la iniciativa de Estados Unidos, Suiza, Canadá y Bélgica y prohibió la venta de vehículos nuevos de la compañía alemana Volkswagen con motores diésel, ante el escándalo de que la automotriz manipuló un software para reducir el
nivel de emisiones contaminantes en Estados Unidos.

Matthias Müller, nuevo presidente del Consejo de Administración
de Volkswagen, dijo que está al pendiente de restablecer la confianza
tanto de proveedores, como de clientes sobre la compañía.

“Todos vimos que la semana pasada fue un momento muy difícil
para nuestros clientes, accionistas y para todo el grupo, ya que
estábamos obligados a llegar a un acuerdo con la mala conducta que
se ha producido dentro de nuestra empresa”, expresó a inversionistas.