Empresas

Volatilidad frena colocaciones de capital por 3,480 mdd en la BMV

Empresas como Bimbo, VivaAerobus, Alfa y Elementia atrasaron sus ofertas de colocación en la BMV en 2014 tras la incertidumbre económica derivada de la caída en los precios del petróleo, la situación en Europa y la depreciación del peso frente al dólar.
Ana Valle
18 enero 2015 17:58 Última actualización 19 enero 2015 4:55
Bolsa Mexicana de Valores. (Bloomberg)

Bolsa Mexicana de Valores. (Bloomberg)

La incertidumbre económica provocada por la caída en los precios del petróleo, la situación en Europa y la depreciación del peso frente al dólar han frenado colocaciones de capital de empresas y Fibras en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por al menos 3 mil 480 millones de dólares, algunas de las cuales tienen incluso más de un año posponiéndose.

Alfa, Bimbo, Elementia y Fibra Shop aplazaron el año pasado una o varias veces ofertas por alrededor de 2 mil 100 millones de dólares en el mercado y que estaban planeadas para el segundo o tercer trimestre de 2014, argumentando la volatilidad e inestabilidad en los mercados financieros.

“Hay algunas (ofertas) que quedaron pendientes, siempre buscan ventanas de oportunidad para empezar a colocar, me parece que desde finales del año pasado y ahora con varios temas a nivel internacional están teniendo un impacto en los mercados y se podrían esperar mejores condiciones”, comentó Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex.

Entre los factores que han afectado los mercados, González mencionó la caída en los precios del petróleo y la situación en Europa, en países como Grecia, así como las acciones de política monetaria del Banco Central Europeo, los cuales han aumentado la aversión al riesgo y limitado las salidas de empresas al mercado.

Desde el pasado 8 de septiembre, fecha en que el principal indicador de la BMV tocó su último máximo histórico, el mercado accionario mexicano se ha contraído casi 11 por ciento y varias de las emisoras muestran valuaciones muy castigadas. Bajo la actual coyuntura, las compañías evitan el financiamiento en el mercado de renta variable porque no encuentran una buena demanda para sus papeles entre los inversionistas, o no quieren salir con precios castigados, coincidieron analistas.

“No veo un entorno favorecedor para obtener mayores recursos en términos de valuación, todavía los múltiplos están muy castigados y se mantendrán, más porque vienen los reportes trimestrales y se espera que sean un poco flojos”, comentó Carlos Ugalde, subdirector de Análisis de Signum Research.

El experto destacó que muchas de las empresas con colocaciones pendientes no tienen necesidad urgente de recursos, por lo que se esperarían para encontrar una buena oportunidad.

En el caso de Bimbo, el grupo tenía niveles de deuda elevados, por lo que emitir capital era una opción más viable para hacerse de liquidez, aunque no de forma urgente; mientras que en los casos de Fibra Shop y otras empresas, esperan recursos para continuar sus planes de crecimiento, los cuales también se podrían frenar, debido a la incertidumbre económica, agregó Ugalde.

A las ofertas de esas compañías se suman otras recientemente anunciadas, como la del Fideicomiso Bursátil Inmobiliario (Fibhios), planeada para finales de enero, así como la subsecuente de Vesta. Sumadas, se prevé que levanten cerca de 730 millones de dólares.

Juan Sottil, director de Administración y Finanzas de Vesta, explicó que estarán pendientes de la evolución de los mercados internacionales y locales para decidir el momento de realizar la colocación. Con los recursos de ésta financiarán su plan de crecimiento hacia 2020.

Otras compañías que aplazaron colocaciones desde 2013 son Fibra Sendero, de Grupo Acosta Verde, y la línea aérea de bajo costo, VivaAerobus.

Fibra Sendero se convertiría en la segunda especializada en inmuebles comerciales en el mercado. Su debut estaba planeado para noviembre de 2013 mediante una oferta por 400 millones de dólares, pero su prospecto de colocación ya no está disponible en la BMV.

“Al inicio hubo un gran fervor por las Fibras, pero una razón por la que se pospuso (la colocación de Sendero) es que al sondear la demanda, ésta no fue suficiente, era una Fibra pequeña que iba a salir castigada”, dijo un analista del sector.

En el caso de VivaAerobus, Ugalde consideró que el aplazamiento de su salida pudo obedecer más a una decisión de la empresa y de cómo financiar sus planes de crecimiento que a condiciones del mercado, ya que había una buena demanda por su papel en el momento que anunció sus intenciones de debutar en el mercado. La aerolínea buscaba levantar 250 millones de dólares en febrero de 2014, pero su oferta se pospuso indefinidamente e incluso, optó por colocar deuda.

Otras ofertas que han sido anunciadas, pero aún se espera que realicen trámites ante el mercado son la primera Fibra de vivienda en renta, RETNA, e incluso, otras como Sigma, la cual se espera desde el año pasado por un monto aún no precisado.

Da clic en la imagen para agrandarla

Los diversos acontecimientos que mantuvieron al mercado en vilo durante 2014 frenaron colocaciones accionarias por al menos 3 mil 480 millones de dólares.