Empresas

Vivienda residencial y plus tienen mejor nivel de ventas desde 2013

Ambos segmentos cerraron el 1T17 con volúmenes de venta de 7 mil 59 y 2 mil 772 unidades vendidas respectivamente, con incrementos de 17 y 17.3 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.
Ángel Alcántara
29 junio 2017 23:13 Última actualización 30 junio 2017 4:55
La zona metropolitana de Monterrey destaca por un mayor movimiento en compra y renta de vivienda.

La zona metropolitana de Monterrey destaca por un mayor movimiento en compra y renta de vivienda.

La venta de vivienda residencial y residencial plus cerró el primer trimestre de 2017 con un volumen desplazado de 7 mil 59 y 2 mil 772 unidades vendidas, respectivamente, lo que representó en ambos casos su mejor nivel desde 2013 para un lapso igual, revela un informe elaborado por la empresa de corretaje Realty World.

Las ventas de la vivienda residencial -aquella con un precio superior a los 1.5 millones de pesos- tuvieron un incremento del 17 por ciento durante los primeros tres meses de 2017, respecto al mismo periodo del año anterior.

En tanto que la residencial plus -aquella con un valor superior a los 3 millones de pesos- observó una alza de 17.3 por ciento durante el mismo lapso.

Los aumentos se explican por las tasas de interés flexibles, una baja en el índice de desempleo en el país y la falta de oferta de vivienda, según especialistas consultados.

“Esto se debe a que las tasas de interés se han ido negociando y ahora rebasan la tasa de interés meta que ponen las instituciones bancarias, colocándolas entre el 9 y 11 por ciento”, comentó Ricardo Trejo, director general de la consultora en construcción Forcastin.

“Esto hace que haya mayor estabilidad y un escenario estable para la demanda de vivienda de este segmento”, agregó el experto en el sector construcción.

La tasa de desocupación en México durante el primer trimestre del 2017 se colocó en 3.5 por ciento, 0.7 puntos porcentuales por debajo del mismo periodo del año pasado, según datos del INEGI.

“La demanda de la vivienda depende directamente del empleo, cuando hay empleo la gente compra una vivienda”, consideró Trejo.
“La vivienda cara sigue creciendo pero por los volúmenes de venta que representan estos inmuebles no tienen un impacto en el sector completo de vivienda”, puntualizó.

En contraste, las ventas de vivienda popular -con precios de entre 269 mil pesos y hasta 421 mil pesos- cayeron 23.9 por ciento en el primer trimestre, en comparación con el mismo periodo del año pasado, al cerrar con 60 mil 4 unidades vendidas.

Lo anterior representa su peor nivel desde el 2014 para un lapso similar, según datos de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

En el caso de la vivienda popular, las ventas del primer trimestre del año fueron afectadas por una contracción en los subsidios para este segmento.

“En el primer trimestre no hubo ese flujo de subsidios que las constructoras esperaban por lo que la producción de vivienda se vio limitada y van a aventar (la producción) a los siguientes trimestres”, comentó Marco Medina, analista de Ve por Más Casa de Bolsa.

placeholderempresas