Empresas

Vino adulterado pone en riesgo el prestigio de la bebida mexicana

La Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola impulsa la norma oficial mexicana 199 que defina la clasificación de "vino mexicano" para excluir a productores que mezclan la bebida con producto extranjero, tachado como práctica desleal.
Axel Sánchez
25 mayo 2017 21:56 Última actualización 26 mayo 2017 4:55
vino

vino

Algunos “productores” en México importan vinos de otras partes del mundo para mezclarlos con producto nacional, a fin de lograr grandes volúmenes de la bebida y elevar sus ingresos, situación que acusan los viticultores locales como una práctica de competencia desleal que afecta la imagen de lo hecho en el país.

Por ello, la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) impulsa el proyecto de norma oficial mexicana 199 para delimitar la clasificación de “vino mexicano”, con la intención de evitar que lo utilicen en sus etiquetas.

“Es una competencia desleal. Hasta la fecha sigue siendo una práctica recurrente de algunas casas productoras, sabemos que se lleva a cabo, pero con la norma 199, que nos prometieron en la Secretaría de Economía que quedaría este mes (mayo) se cambiará la clasificación del vino mexicano, para que desde el etiquetado se proteja el producto”, dijo en entrevista con El Financiero, Andrés Tapia, representante de la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola en la Conago.

En el primer trimestre del 2017 se produjeron 4.4 millones de litros de vino en México, 5.8 por ciento menos que lo reportado en igual periodo del año pasado y el volumen más bajo desde 2014.

Tapia afirmó que esta reducción no es por el vino nacional, sino porque no hay una clasificación correcta por parte del Inegi para delimitar realmente qué es producto 100 por ciento nacional y qué es mezclado-envasado.

“La industria nacional de producto 100 por ciento mexicano sigue creciendo, la industria vitivinícola creció de 25 a 30 por ciento entre 2012 y 2016, es decir, tenemos un aumento promedio anual de 8.7 por ciento”, explicó Tapia.

empresas