Empresas

Venta de vivienda usada tuvo su 1era caída en tres años

Expertos coinciden en que la seguridad, mayor plusvalía, las bajas tasas de interés para los créditos hipotecarios y calidad son factores que derivan en la preferencia de las viviendas nuevas sobre las usadas.
Francisco Hernández
27 noviembre 2016 22:13 Última actualización 28 noviembre 2016 4:55
Fovissste entregaría 120 mil créditos para vivienda en 2016. (Cortesía)

En el lapso de enero a agosto de 2016 se comercializaron 119 mil 712 unidades. (Cortesía)

La venta de casas y departamentos usados tuvo su primera caída desde 2013, cuando el sector de la vivienda en México atravesó por una crisis de la que apenas se recupera.

De acuerdo con un estudio de la empresa de corretaje inmobiliario Realty World México, en el lapso de enero a agosto de 2016 se comercializaron 119 mil 712 unidades, 15 por ciento menos que en igual periodo del año anterior.

Cabe señalar que entre 2013 y 2015 se registró un incremento de 80.3 por ciento.

Expertos del sector explicaron que temas como la seguridad, mayor plusvalía, las bajas tasas de interés para los créditos hipotecarios y calidad han hecho que el consumidor prefiera la vivienda de los nuevos desarrollos habitacionales sobre aquellas que son usadas.

“Estamos viendo que la plusvalía es mayor en el caso de la vivienda nueva, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) dice que la vivienda nueva tiene una plusvalía como de 8.65 por ciento anual y la propiedad usada de menos de 8 por ciento y si es una casa en condominio o un departamento tiene una plusvalía más alta que si se trata de una vivienda sola”, explicó Phillip Hendrix, director de Coldwell Banker en México.

Los estados que experimentaron mayor retroceso en la venta de vivienda usada fueron: Chihuahua, con 31.2 por ciento; Aguascalientes, con 22 por ciento; Zacatecas, con 20 por ciento y Michoacán, con aproximadamente 18 por ciento.

Para Orlando Aldana, director de Vanguardia Inmobiliaria, este rezago en las ventas puede ocasionar un estancamiento en el inventario y posibles ajustes en los precios.

En contraste con la caída en la comercialización de la vivienda usada, entre enero y agosto de 2016 el volumen de ventas de la nueva se incrementó en 1.11 veces. Además, en lo que va de 2016 acumula un alza de 3 por ciento, respecto al año pasado, al desplazarse 355 mil 817 casas.

Expertos coincidieron en que debido a que la vivienda nueva disponible en el mercado es de mayor calidad (mejores materiales de construcción, mayor tamaño, etc.) y con mejores servicios, tanto básicos como de seguridad, el mercado se inclina por la adquisición de estos productos.

“Yo creo que estamos viendo que la vivienda nueva es más atractiva, pues hay muchos planes de financiamiento. Tiene que ver también la calidad de los inmuebles, los servicios que hay dentro de las propiedades hoy en día, además de los amenities”, destacó Hendrix.

Según datos del Banco de México, al 1 de septiembre de 2016 la tasa de interés promedio de un préstamo hipotecario se ubicó en 9.97 por ciento, el nivel más bajo desde diciembre de 2004 (el dato más antiguo de este tipo del que se tiene registro) cuando se ubicó en 14.15 por ciento.

“Uno de los factores de ayuda a la vivienda nueva es que tiene los créditos disponibles a largo plazo y a tasas fijas, a pesar de que a lo largo de este año se han incrementado las tasas todavía no se han visto incrementos significativos por parte de las instituciones financieras que pudieran afectar la posibilidad de adquirir una vivienda”, explicó Jorge Paredes, CEO de Realty World México.

De acuerdo con analistas, a pesar del alza observada en las tasas de referencia del Banxico, el costo del crédito para la adquisición de vivienda sigue en mínimos históricos, lo que hace atractivo para los consumidores la adquisición de una nueva propiedad.

Más crédito para construir


Debido a la mayor demanda para la construcción de vivienda nueva, el saldo de crédito puente para la construcción de hogares de la SHF y de la banca comercial se incrementó 7 por ciento de enero a agosto de 2016, respecto al mismo lapso de 2015, detalla el último reporte mensual de la Conavi.

“De enero a agosto de 2016 se han colocado 48.7 mil millones de pesos en créditos para la edificación residencial por parte de la banca comercial, esto representa un incremento de 14.3 por ciento con respecto a los primeros ocho meses de 2015. Mientras que para SHF en los primeros ocho meses de 2016 se colocaron 12.8 mil millones de pesos, la cual representó un crecimiento de 33.6 por ciento respecto al mismo periodo de 2015”, detalla el documento.

El crecimiento en la construcción y venta de casas y departamentos se vio reflejado en los resultados de las empresas vivienderas que cotizan en la BMV, al mostrar un incremento 11 por ciento en su facturación del tercer trimestre de 2016.

EMPRESAS_27NOV.jpg