Empresas

Venta de autos verdes meterá ‘turbo’ con incentivo fiscal

Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz entre enero y julio de 2016 se vendieron 3 mil 724 autos híbridos en el país y se prevé alcancen 14 mil unidades en 2017 con la nueva medida de deducibilidad.
Axel Sánchez
07 noviembre 2016 23:20 Última actualización 08 noviembre 2016 8:41
Prius, Toyota (Bloomberg)

Se tiene registró de que el Toyota Prius, el híbrido más comercializado en México. (Bloomberg)

Hace 11 días fue aprobada la miscelánea fiscal 2017, la cual permite que se deduzcan impuestos hasta por 250 mil pesos en la compra de un automóvil eléctrico o hibrido. Según los expertos, con la nueva medida se podrá duplicar la venta de este tipo de vehículos el próximo año.

El incentivo puede representar desde 10 y hasta 70 por ciento del valor de un auto con este tipo de motorización, dependiendo del modelo y la marca, aunque falta definir cómo operará la propuesta.

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dijo que la medida es favorable para impulsar un mercado que es muy pequeño, pues representa alrededor del 0.44 por ciento del total de los vehículos comercializados en el país.

Información de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) muestra que entre enero y julio de 2016 se vendieron 3 mil 724 unidades eléctricas e hibridas en México, siendo la CDMX la principal entidad donde se adquieren con una participación del 43.2 por ciento. Se estima que en el presente año se desplacen 6 mil 380 autos híbridos y eléctricos.

A pesar de que no se cuenta con una estadística oficial de cómo crece la comercialización de este tipo de coches, se tiene registró de que el Toyota Prius, el híbrido más comercializado en México, logró un aumento de 40 por ciento en su volumen colocado durante 2015, y en el presente año ya registra un alza de 190 por ciento, por lo que el incentivo fiscal será relevante para acelerar las ventas.

Las principales empresas que se beneficiarán de la deducibilidad de impuestos son Toyota, Ford, Chevrolet, Nissan, BMW e Infiniti, al ser las únicas que cuentan con una opción hibrida o eléctrica dentro de su portafolio de productos.

“Es definitivamente un buen comienzo, aunque esta acción viene bastante desfasada si nos comparamos con otros países. Se tiene previsto que las ventas de estos autos aumentarán mundialmente y para los siguientes tres años se duplicarán la venta de híbridos en los mercados de la región de Norteamérica y eléctricos”, dijo Brais Álvarez Gallardo, analista de la práctica automotriz de J.D. Power México.

Mauricio Kuri, especialista del sector automotriz, comentó que esto será un aliciente importante para que estos vehículos sean vendidos como parte de flotillas de empresas; también servirá para los sistemas de Uber y Cabify, plataformas en las que está creciendo el uso de estas unidades.

El experto consideró que el mercado puede llegar a los 14 mil 500 autos eléctricos e híbridos vendidos al año en México.

Guillermo Díaz, director de operaciones de Toyota Motor Sales de México, explicó en la presentación del Corolla 2017 que los nuevos incentivos de la miscelánea fiscal del próximo año ayudarán a impulsar sus ventas, aunque no han estimado una cantidad.

Reduce brecha en precio

Brais Álvarez Gallardo, analista de la práctica automotriz de J.D. Power México, consideró que el elevado precio de estos vehículos es un obstáculo importante para que crezca más su volumen de ventas, pero con la deducibilidad de impuestos pueden ser más accesibles.

Un ejercicio realizado por El Financiero muestra que el valor actual de un Toyota Prius (auto híbrido) con IVA es de 351 mil 700 pesos, el cual al aplicarle el incentivo fiscal para personas morales o físicas con actividad empresarial reduce su precio a 302 mil 696 pesos.

Otro ejemplo es el eléctrico Nissan Leaf, el cual tiene un costo base con IVA de 499 mil 900 pesos, y al aplicarle la deducción bajaría a 447 mil 103 pesos.

“El futuro de la industria automotriz se encuentra en motores con tecnología eléctrica e hibrida, donde seguramente en los próximos años las armadoras podrán ofrecer vehículos más accesibles para la población, porque ahora sus precios son de un coche de lujo”, aseveró Álvarez Gallardo.

Actualmente hay una gama de ocho modelos eléctricos e híbridos en el mercado mexicano. Toyota Prius es la unidad más accesible del segmento de autos ‘verdes’, mientras que el más caro es el BMW i8, que tiene un valor de 2 millones 551 mil 900 pesos.

“No hay muchos países en el mundo que cuenten con al menos un incentivo para autos verdes. Esperamos que se sumen más propuestas”, destacó Brais Álvarez.