Empresas

Ven claroscuros
de Gil Díaz al frente
de Telefónica México

Luego de 10 años de liderar Telefónica México, Francisco Gil Díaz deja la presidencia de la empresa. Expertos del sector critican que a la firma de telecomunicaciones le faltó visión para invertir al ritmo en que lo hizo en otros mercados de América Latina.
Itzel Castañares
08 junio 2016 21:56 Última actualización 09 junio 2016 4:55
Francisco Gil Díaz

Francisco Gil Díaz. (El Financiero)

A casi 10 años de liderar Telefónica México, Francisco Gil Díaz deja la presidencia de esta empresa luego de una gestión que estuvo marcada por claroscuros, según expertos del sector telecomunicaciones.

Tras tomar el mando de la filial del grupo español, Gil Díaz logró en una primera etapa posicionar la marca Movistar en México y destinar una fuerte inversión ante el surgimiento de tecnologías de segunda, tercera y ahora, cuarta generación de las redes de telefonía móvil.

Sin embargo, en opinión de los analistas, ante los cambios en México, a Telefónica le faltó visión para invertir al ritmo en que lo hizo en otros mercados de América Latina, en donde ha participado en segmentos como la TV o el video, negocios en los que no se ha atrevido a apostar en el país.

Jorge Fernando Negrete, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), dijo que aunque la gestión de Gil Díaz fue positiva, le faltó explotar la TV de paga y no dejar perder oportunidades de adquisición como las de Nextel y Iusacell.

“En estos 10 años la parte positiva es que logró posicionar una marca. Nadie puede decir que Telefónica no invirtió y que no hubo un esfuerzo notable en una primera etapa, pero en México parece que nunca explotó la parte de la TV de paga y además dejó perder oportunidades de adquisición”, agregó Negrete.

Al cierre de 2015, la participación de mercado de la empresa alcanzó un 23.1 por ciento, equivalente a 24 millones 878 mil 700 clientes de un total de 107 millones 700 mil usuarios de telefonía móvil, muy por debajo del 68 por ciento de Telcel y arriba del 8.1 por ciento de AT&T, de acuerdo con el último informe del IFT.

Para Negrete, el número de clientes que tiene es inferior a los que debería tener pues, en su opinión, participar en el segmento de TV restringida le habría dado no sólo una posición más sólida en cuanto a suscriptores sino además, restado peso a Televisa en ese mercado.

“La restricción a Telmex (en TV) fue la oportunidad para entrar a ese mercado que Telefónica desaprovechó, lo que propició un entorno regulatorio para Televisa en donde ahora es el único jugador”, añadió.

INVIERTE 13 MIL MDD

Desde su llegada a México, Telefónica ha invertido más de 13 mil millones de dólares. De enero a marzo de este año, ha desembolsado 850 millones de pesos en proyectos.

Los retos de Telefónica México en esta nueva etapa bajo el mando de Carlos Morales Paulín (quién sustituirá a Gil Díaz a partir del 1 de julio) serán incrementar su infraestructura, crecer en calidad y cobertura y evaluar si su red tiene la capacidad de procesar las llamadas que corran en sus redes.

Para Alik García, analista de Intercam, México no es uno de los mercados de la empresa española que “más luzcan”. “Telefónica ha quedado rezagada en términos competitivos, le ha faltado inversión durante muchos años, le ha faltado tener una meta de mercado bien definida y por otro lado, las tecnologías a las que le ha invertido no han sido las adecuadas”, comentó.