Empresas

Ven camino “libre” para autorización de Cabo Dorado

John McCarthy, asesor del proyecto consideró que la opinión de la Semarnat con respecto al desarrollo será favorable debido a que se basará únicamente en parámetros técnicos. Resaltó que de no ser autorizado, se perdería una inversión de 3 mil 600 mdd.
Claudia Alcántara
28 mayo 2014 20:28 Última actualización 28 mayo 2014 20:29
Cabo Pulmo, Baja California Sur

No es la primera vez que ambientalistas piden a las autoridades detener proyectos nocivos para la zona arrecifal. (Cuartoscurto)

Pese a la polémica que se ha desatado el proyecto Cabo Dorado, propiedad de la empresa estadounidense Glorious Earth Group y la china Beijing Sansong, que busca construirse cerca del Parque Marino Nacional Cabo Pulmo, Baja California, tiene altas posibilidades de ser validado por Semarnat, afirmó John McCarthy, asesor del proyecto.

El ex director de Fonatur durante el sexenio de Vicente Fox, y el director de Cabo Cortés, el anterior proyecto que fue cancelado, ubicado en el mismo predio, aseguró que ven viable que se concrete este proyecto, pese a la polémica que han desatado grupos ambientalistas.

Dijo que el proyecto anterior fue cancelado por el presidente Felipe Calderón por cuestiones políticas; y en esta ocasión la Semarnat ha manifestado que evaluará el proyecto bajo parámetros técnicos, y eso les da confianza de obtener los permisos ambientales para iniciar la construcción.

“¿No temen que les vuelvan a cancelar el proyecto? No, la Semarnat ha manifestado que va a emitir una opinión y permisos basados en fundamentos absolutamente técnicos y sí cumple, se lo van a dar”, resaltó McCarthy.

Aseveró que Cabo Cortés de Hansa Urbana, empresa que quebró, era un proyecto más denso aunque cumplía con todo, Cabo Dorado lo hará con mayor razón; dijo que se reduce a la mitad el número de habitaciones, y se eliminan proyectos como la desalinadora y la marina.

En entrevista, el directivo expresó que hay una gran confusión en el número de cuartos hoteleros, dijo que los opositores hablan de 22 mil cuartos, siendo que serán sólo 2 mil 200 habitaciones hoteleras, y el resto lo conformarán residencias en tiempo fraccional y compartido, y vivienda para los trabajadores.

Manifestó que aunque los empresarios chino-estadounidenses confían que se realizará el proyecto, la polémica ha causado molestia.

McCarthy señaló que sería una “tristeza” que se perdiera una inversión de 3 mil 600 millones de dólares, por una seria de argumentos falsos.

Resaltó que esta inversión forma parte del acuerdo celebrado entre China y México, en donde los chinos se comprometen a invertir un total de 22 mil millones de dólares durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.