Empresas

Va IFT por radios piratas, no por comunitarias

La campaña "Se busca por robo" tiene como objetivo perseguir a las radios 'piratas' aclaró el IFT, el cual descartó que ésta incluya a las estaciones indígenas o comunitarias.
Redacción
05 abril 2016 20:9 Última actualización 05 abril 2016 20:9
Cabina radiofónica. (Cuartoscuro/Archivo)

El IFT aseguró que no busca perseguir a las radios comunitarias. (Archivo)

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aclaró que la campaña “Se busca por robo” difundida en diversos medios de comunicación tiene la finalidad de perseguir a las estaciones ‘piratas’, es decir, aquellas que no cuentan con un permiso para operar, y no de las estaciones sociales comunitarias o indígenas.

En ese sentido Edgar García Turincio, coordinador general de Comunicación Social del órgano regulador, apuntó que para algunos grupos resulta redituable mezclar como una misma los tipos de estaciones de radio que existen actualmente.

“Creo que es claro el tipo de estaciones que estamos buscando; en ningún momento hablamos de las comunitarias ni de las indígenas sino de las piratas e ilegales. El IFT no busca ‘golpear’ a organizaciones civiles”, comentó.

No obstante, si el regulador detecta estaciones que transmiten sin el permiso para operar, les serán incautados los bienes de acuerdo a los artículos 298 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que establece una sanción por uso de espectro sin concesión y el artículo 305 de la misma ley, que precisa que no pueden secuestrarse bienes para difundir información como instrumento de delito.

La campaña, cuya siguiente etapa inicia la próxima semana consiste en rastreos aleatorios o bien, por denuncia, mediante monitoreo a través de un número de camionetas finito y personal capacitado para tales fines, que se va rotando por diferentes plazas.

Una señal ilegal con suficiente potencia puede llegar a afectar las señales de ambulancias o incluso interferir con la de aviones. De las señales que ha identificado como ‘piratas’, el Instituto refiere contenidos de venta de productos, comercialización de espacios y esoterismo, entre otros.

A partir de la segunda semana de abril, como parte de la segunda etapa de la campaña, representantes del Instituto monitorearán algunas zonas del estado de Michoacán con el objetivo de que las radios comunitarias e indígenas se acerquen al regulador para informarse sobre cómo podrían regularizarse.