Empresas

Urbi solicita concurso mercantil; busca reestructura de
33 mil mdp

Los acreedores que firmaron la solicitud de concurso mercantil precordado por deudas por 33 mil millones de pesos son Prudential Real Estate, Banorte, Ashmore Group, Bluebay Asset Management y Pimco, señaló una fuente cercana a la negociación. 
Nallely Ortigoza
02 diciembre 2014 10:13 Última actualización 02 diciembre 2014 23:11
[Parte de la deuda de Urbi con SHF fue saldada con la entrega de 298 casas con valor de 400 mdp. / Bloomberg]

[Parte de la deuda de Urbi con SHF fue saldada con la entrega de 298 casas con valor de 400 mdp. / Bloomberg]

Siete meses después de que la mayor empresa de construcción de vivienda, Geo, entrara en concurso mercantil, Urbi decidió hacer lo propio.

La compañía, oriunda de Mexicali y dirigida por Cuauhtémoc Pérez Román, está lejos de su mejor año, 2008, cuando logró vender 42 mil 847 viviendas. En los primeros nueve meses de 2014 sólo ha colocado 327 casas y cuenta con apenas 15 millones de pesos en caja.

En estas condiciones y tras 33 años en el mercado, este lunes Urbi envió a un juzgado de Mexicali, Baja California, su solicitud para iniciar el proceso de concurso preacordado, por deudas que ascienden a 33 mil millones de pesos.

En las próximas horas, 15 subsidiarias controladas por la empresa presentarán su propia solicitud, de acuerdo con la compañía.

“Se prevé que la reestructura se ejecute a través de un concurso mercantil con plan de reestructura previo, para lo cual la compañía ha obtenido el apoyo de la mayoría de los acreedores”, señaló la empresa.

Las instituciones financieras que firmaron el plan de reestructura previo incluyen a Banorte; fondos de inversión o cuentas gestionadas por Prudential Real Estate Investors, fondos de inversión o cuentas gestionadas por Ashmore Investment Management Limited o sus filiales, así como fondos de inversión, cuentas y otras entidades gestionadas o asesoradas por BlueBay Asset Management.

Los acreedores que suscriben el plan de reestructura previo mantienen de forma agregada un total de 21 mil 900 millones en reclamos, detalló la firma en un comunicado.

Urbi, al igual que Geo y Homex, comenzó a incumplir el pago de su deuda el año pasado y sus acciones fueron suspendidas de la Bolsa Mexicana de Valores, pues no presentó sus estados financieros.

Las tres empresas crecieron de forma acelerada a partir de la política de los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón a favor de la construcción de vivienda, que derivó en una sobreoferta y el fenómeno de casas abandonadas.

Problemas financieros de las compañías se vieron acrecentados por el cambio de administración y una nueva política para construir casas en México, lo que derivó en el concurso mercantil de las tres.

Disminuyen

RESURGE MÁS PEQUEÑA

El plan de negocios presentado por la viviendera estima la venta de 10 mil casas en los 12 meses siguientes al final del concurso mercantil y llegar a colocar hasta 29 mil casas en 2020, 67 por ciento de las que vendió en 2008.

La empresa prevé salir de concurso mercantil en tres trimestres, aunque la Ley otorga hasta 365 días.

Se espera que la reestructura incluya la reanudación de créditos puente de acreedores bancarios, la aportación de nuevos recursos para financiar el plan de negocios y modificaciones a los términos de su deuda.

“La compañía y sus acreedores están trabajando para diseñar y autorizar un financiamiento adicional”, informó.