Empresas

TV de paga crece en Iberoamérica pero se contrae en EU

En el tercer trimestre del año, la adopción de servicios de televisión de paga en Iberoamérica creció 4.2%, liderado por Brasil y México; mientras que Estados Unidos cayó 0.3%, de acuerdo con la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica.
Redacción
21 agosto 2017 15:29 Última actualización 21 agosto 2017 15:29
TV abierta

TV abierta

La adopción de servicios de televisión de paga en Iberoamérica creció 4.2 por ciento en el tercer trimestre de 2016, respecto al mismo periodo del año previo, un crecimiento liderado por Brasil y México, el cual contrasta con la baja de 0.3 por ciento que registró en el mismo periodo Estados Unidos, de acuerdo con la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI).

Esta caída en la contratación de servicios de TV restringida en el país vecino del norte impactó en el mercado iberoamericano, lo que dio como resultado un crecimiento conjunto de apenas 1.7 por ciento, entre abril y junio de este año, sumando 172.6 millones de suscriptores en el periodo.

La OTI señaló que aunque el bajo desempeño económico de algunos países de la región moderó el crecimiento del mercado de TV restringida (como en el caso de Argentina, Brasil y Ecuador), el segmento se mantiene con un alto nivel de dinamismo.

“Entre los factores que explican este comportamiento en la contratación del servicio de televisión restringida se encuentran los bajos niveles de adopción registrados en la mayoría de los países de la región, las economías que resultan de proveer el servicio a través de redes convergentes, para países específicos la asequibilidad del servicio satelital y la accesibilidad de plataformas alternativas de video”, destacó.

Además de Brasil y México, Iberoamérica se integra por Argentina, España, Colombia, Portugal, Chile, Perú, Ecuador, Honduras, Costa Rica, Puerto Rico, Uruguay, Panamá, República Dominicana, Guatemala, Bolivia, Paraguay, Nicaragua y El Salvador.

Sin embargo, el organismo apuntó que en aquellos mercados con altos niveles de adopción, como el estadounidense, el acceso a plataformas alternativas tiene impacto significativo sobre la dinámica de contratación.

A ese periodo, en México se contabilizaron 19.8 millones de suscripciones a TV restringida, lo que representa un crecimiento anual de 12.1 por ciento, el segundo más alto entre los mercados de la región, cuya adopción en hogares equivale a 63.2 por ciento, cifra que supera significativamente el promedio de Latinoamérica de 39.6 por ciento.

En tanto, en los últimos dos años en Estados Unidos, el crecimiento anual promedio ha sido prácticamente de cero, indicador de un nivel de contratación y acceso entre los hogares que ha alcanzado el techo estructural propio del país.

En ese sentido cabe destacar que aunque la adopción del servicio en aquel país no dista radicalmente de aquella que se identifica en México, alrededor de 77.6 por ciento de los hogares, la dinámica de consumo de contenidos audiovisuales es muy distinta en ambos países.

“Para un segmento significativo y cada vez mayor de consumidores estadounidenses, las plataformas de acceso a video por internet representan un servicio que puede sustituir total o parcialmente el servicio de televisión restringida”, detalló la OTI.

En contraste con la mayoría de los países de Iberoamérica, los consumidores estadounidenses cuentan con una elevada penetración de tarjetas de crédito, banda ancha móvil o fija con altos estándares de velocidad y dispositivos electrónicos, mecanismos que permiten o facilitan el acceso a servicios de video por internet.

En términos generales, en la región Iberoamérica - Estados Unidos se identifica existe una dinámica de niveles bajos y medios de adopción.