¿Te mudas por primera vez? Toma en cuenta estas 5 recomendaciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Te mudas por primera vez? Toma en cuenta estas 5 recomendaciones

COMPARTIR

···

¿Te mudas por primera vez? Toma en cuenta estas 5 recomendaciones

Tus finanzas, la zona, la propiedad que rentas o adquieres y los gastos que genera el cambio, son las cosas que tienes que tener en cuenta antes de mudarte.

Redacción
22/05/2018

Antes de tomar la decisión de tener tu propio hogar, debes reflexionar sobre tus finanzas, la zona, la propiedad que rentas o adquieres y los gastos que genera el cambio.

En 2016, 26.3 por ciento de los hogares familiares no contaban con la presencia de hijos o eran compartidos con personas fuera del núcleo familiar en Baja California, Baja California Sur, Ciudad de México, Colima y Quintana Roo, según datos de la Encuesta Nacional de los Hogares (ENH).

Si estás por sumarte a esta cifra, el portal inmobiliario Lamudi te sugiere estas cinco recomendaciones para independizarte:

Expertos dicen que lo ideal es destinar 30 por ciento del total de tu sueldo para rentar o pagar el crédito hipotecario de una vivienda.

Para hacerte cargo de servicios como agua, luz, gas e internet, contempla cuánto ganas y si puedes hacerte cargo de los gastos solo o debes compartirlos con alguna pareja.

En caso de rentar, pregunta si el inmueble cuenta con seguros para el hogar en caso de incendios, sismos o robo. Si no cubre con ellos, suma la protección al presupuesto.

Analiza la distancia para ir al trabajo, el tiempo que inviertes entre traslados según tu estilo de vida.

Al acudir a la cita para conocer el espacio, camina por los alrededores para ver si te gusta la zona. Localiza las vialidades, las vías de acceso próximas, el transporte público y los servicios como casetas de policía, estaciones de bomberos, instituciones de salud, escuelas, bancos y mercados.

Si compras una casa o rentas un departamento, verifica el tamaño y piensa cuántos metros cuadrados tiene, el número de habitaciones y baños, los lugares de estacionamiento.

Si es una vivienda usada, considera el desgaste de la fachada y los acabados, comprueba que todo esté en condiciones adecuadas.

No olvides solicitar la documentación necesaria como contratos, recibos e identificaciones al propietario, así como entregarle los papeles que él requiera.

Haz una lista de prioridades para invertir en el refrigerador, la lavadora, la secadora, la plancha, toallas, sábanas, edredones, mesa del comedor. Recuerda que no todo se tiene que adquirir de inmediato y que algunos inmuebles ya cuentan con algunos electrodomésticos.

Piensa en las cosas con las que ya cuentas para tu nuevo hogar y calcula los costos de mudanza.

Llenar la alacena no tiene que ser de golpe, pero toma en cuenta lo básico: leche, huevos, frijoles, arroz, queso y jamón, para preparar algo durante los primeros días.

Agrega una maleta con cambios de ropa y lleva los artículos de aseo personal para la primera noche.