Empresas

Aquí un análisis de la 'novela' Televisa-Megacable

La empresa de televisión por cable explica que los canales de la firma de Emilio Azcárraga que retiró se encarecieron por el dólar y que además no son relevantes, aunque Televisa tiene otra visión. Especialistas analizan las implicaciones.
Bloomberg
15 septiembre 2016 10:46 Última actualización 15 septiembre 2016 11:21
 [No podrán dar servicios de telecomunicaciones como Televisa y TV Azteca./Édgar López /El Financiero]

[No podrán dar servicios de telecomunicaciones como Televisa y TV Azteca./Édgar López /El Financiero]

Grupo Televisa perdió tres millones de espectadores para sus canales de cable de la noche a la mañana, y los inversionistas están aceptando la idea de que no regresarán.

Megacable, uno de los últimos operadores de cable independientes de México, anunció este mes que dejaría de transmitir 12 de los canales de paga de Televisa que incluyen un canal de telenovelas (TLnovelas) y el canal de música Bandamax.

El proveedor de cable dijo que Televisa cobra sus tarifas en dólares, lo cual encarece los canales dado que el peso se depreció frente a la moneda estadounidense.

La decisión es probablemente permanente –una “cosa segura”, según Martín Lara, analista de Signum Research- ya que permite a Megacable ahorrar entre 20 millones y 30 millones de pesos (entre uno y 1.6 millones de dólares) mensuales.

“Representa una cifra que se ubica entre 3.5 y 5.0 por ciento del Ebitda de Megacable, o sea que para ellos es un gran negocio”, dijo en una entrevista telefónica, refiriéndose a las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.

Para Televisa, la pérdida de los abonados de Megacable podría traducirse en bajas de un 2.5 por ciento en sus ingresos por contenido para televisión y de 5 por ciento en las ganancias por contenido antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, dijo el analista André Baggio de JPMorgan Chase en una nota a los clientes con fecha 6 de septiembre.

El contenido representa más de un tercio de las ventas de Televisa y más de un 40 por ciento de la ganancia.

Las acciones de Televisa, controlada por el multimillonario Emilio Azcarraga, cayeron 7.1 por ciento hasta 95.42 pesos desde el anuncio del 5 de septiembre, en tanto las acciones de Megacable, controlada por la familia Mazón, cayeron 1.3 por ciento.

Esto se compara con una caída del 4.3 por ciento del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) durante ese mismo lapso.

“El contenido de esos canales no es relevante para nuestros espectadores –son en su mayoría repeticiones”, dijo el máximo responsable de Megacable, Enrique Yamuni, en una entrevista telefónica. “Las políticas de Televisa son de todo o nada”.

Televisa inició una acción legal contra Megacable a partir del año pasado ante un tribunal de Ciudad de México, y los jueces ordenaron a Megacable cumplir con los términos de sus convenios contractuales, dijo Televisa en un correo electrónico en respuesta.

Yamuni dijo que las acciones de su empresa son legales y no está preocupado por la investigación que lleva a cabo la agencia de protección al consumidor de México para establecer si Megacable anunció los cambios a los abonados con suficiente anticipación.

Televisa dijo que los perjudicados con la medida de Megacable son los espectadores. “De hecho, hemos visto noticias en la prensa donde se informa que los abonados de Megacable están protestando fuertemente en las redes sociales porque ahora tienen canales con niveles de audiencia mucho más bajos”, dijo Televisa.

La mayoría de los abonados se alegró con el cambio, dijo Yamuni. Si están descontentos, los clientes siempre pueden cambiarse a Sky --el proveedor de televisión satelital con participación mayoritaria de Televisa--.

El problema, según Baggio, es que los canales de Televisa quizá ya no sean tan valiosos debido a la caída de la moneda.

“La principal razón que llevó a Megacable a dejar los canales fue que los pagos no tenían que ver con la audiencia sino que eran predeterminados, basados en un monto en dólares estadounidenses por abonado”, dijo.