Empresas

Slim sigue siendo ‘el rey’ de la telefonía, pese al IFT

A pesar de haber sido declarado como agente económico preponderante en materia de telecomunicaciones por parte del IFT hace dos años, América Móvil sigue siendo el rey de la telefonía. En líneas móviles cuenta con un market share de 67.8% y en fija casi de 61%.
Itzel Castañares
25 febrero 2016 22:20 Última actualización 26 febrero 2016 4:55
Carlos Slim y América Móvil

Carlos Slim y América Móvil

En marzo próximo no sólo se cumplirán dos años a que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) declarara agente económico preponderante a América Móvil (AMóvil) en el sector telecomunicaciones, sino también, será el mes en que el regulador inicie la revisión del estatus del operador para determinar si ha cumplido o no con la regulación asimétrica que le impuso, en un entorno en el que su participación de mercado no se ha reducido significativamente.

Telcel
, la marca de telefonía móvil del operador cerró 2013, año previo a que fuera declarada preponderante, con un market share de 70.3 por ciento en número de suscriptores de telefonía celular, porcentaje no alejado del 68 por ciento reflejado en el Tercer Informe Trimestral Estadístico 2015 del IFT que comprende de julio a septiembre del año pasado.

Según datos del IFT, a enero de 2016 AMóvil obtuvo 9 millones 147 mil 804 usuarios desde que comenzó la portabilidad numérica, en julio del 2008, lo que ubica a su marca Telcel como la ganadora frente a sus competidores.

Tan sólo en el último trimestre de 2015, AMóvil reportó 703 mil clientes móviles nuevos en el mercado mexicano a pesar de una ligera caída en sus ingresos en México y una baja de doble dígito en su flujo operativo, lo que la compañía atribuyó a un entorno de mayor competencia entre los tres carriers (AT&T, Telefónica y Telcel).

En la parte de telefonía fija, el regulador reportó en los datos a septiembre de 2015 que la firma, a través de Telmex y Telnor, tenía casi el 61 por ciento de ese mercado. Carlos Slim Domit, presidente de AMóvil, dijo hace un par de semanas a Bloomberg que la empresa ha cumplido a cabalidad las regulaciones impuestas por el IFT, ante su intención de ofrecer servicios de televisión.

No obstante, algunos expertos del sector consideran que las medidas impuestas por el regulador al preponderante aún no son visibles en la práctica. Purificación Carpinteyro, quien fuera subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, comentó que las medidas asimétricas para corregir la preponderancia no son viables.

“Estas medidas no han generado competencia, es decir, no determinan que alguna empresa pueda competir contra las acciones que emprenda el preponderante”, dijo.

Por su parte Ernesto Piedras, CEO de The CIU, sugirió la falta de la aplicación efectiva de la ley, a pesar de la reducción de precios en algunos servicios. “El mercado no se ha rebalanceado. No hay un solo operador que esté colgado actualmente de la infraestructura pasiva del preponderante. Entonces, aunque hay efectos que podrían demostrar mayor competencia derivada de la reforma, no ha sido ésta la que lo ha provocado, sino el esfuerzo de los operadores”, agregó.

Mony de Swaan, expresidente de la extinta Cofetel, señaló al IFT como responsable de la falta de resultados de la aplicación de las medidas asimétricas, al no establecer plazos ni determinar resultados precisos en cada una.

Entre dichas medidas está bajar a menos de 50 por ciento la participación en la telefonía celular y compartir su infraestructura pasiva.

REFORMA EN TELECOM DISMINUYE LOS PRECIOS

Aunque la discusión sobre el preponderante sigue en la mesa, los expertos coinciden en que la reforma a la ley de telecomunicaciones ha traído beneficios a los consumidores al haberse eliminado el cobro de larga distancia nacional y el roaming, llevar las tarifas de interconexión a cero, prohibirse el efecto ‘club’ y desagregarse el bucle local.

Según información del IFT, los precios de los servicios de las telecomunicaciones se redujeron 14.5 por ciento en el 2015. En lo particular, en telefonía celular la disminución fue de 16.8 por ciento y fija 4.2 por ciento.

Según el Banco de México, la baja en los precios de las telecomunicaciones fue uno de los factores que permitieron finalizar el 2015 con una inflación de apenas 2.13 por ciento en México.

Además, en los últimos dos años y medio la nueva regulación atrajo una inversión extranjera directa para el sector por 6 mil 700 millones de dólares, incluidos los recursos que apostó AT&T en la compra de Nextel y Iusacell.

Con base en datos de Inegi, el PIB del sector telecomunicaciones fue el que más creció en el último cuarto del 2015 con un 18.9 por ciento, 7.6 veces más que la economía. Además, aportó el 3.4 por ciento al PIB total en el mismo periodo.

EMPRESAS_telefonia_web.