Empresas

Semana decisiva en el juicio Apple vs Samsung

La Corte Federal de Apelaciones de Washington aplazó para mañana la exposición de los alegatos finales sobre violación de patentes que mantiene en juicio a dos gigantes de los smartphones.
AP
28 abril 2014 13:43 Última actualización 28 abril 2014 15:59
Tecnología

Están en juego 2 mil millones de dólares si pierde Samsung y unos cientos de millones si pierde Apple. (AP)

SAN JOSE, California.- La disputa entre los dos mayores fabricantes de smartphones se decidirá esta semana después de un juicio de un mes que ha puesto de manifiesto la encarnizada competencia entre Apple y Samsung.

Los alegatos finales en el caso de violación de patentes comenzarán mañana; los dos gigantes tecnológicos se acusan mutuamente. Están en juego 2 mil millones de dólares si pierde Samsung y unos cientos de millones si pierde Apple.

La Corte Federal de Apelaciones de Washington DC aplazó un día la exposición de los alegatos, los cuales se harían en un principio hoy lunes.


Los abogados de ambas partes han pasado el mes tratando de convencer a los ocho jurados. Lo que más ha llamado la atención en el tribunal y en la prensa son correos electrónicos de los protagonistas y presentaciones que documentan la frustración de cada uno de los contendientes en su competencia por el mercado.

Menos de un año después que Apple presentó su iPhone en 2007 combinando un buscador de internet, un reproductor de música y teléfono en un aparato, los directivos de Samsung advirtieron que estaban perdiendo clientes rápidamente.

En 2009, los diseñadores de Samsung estudiaron minuciosamente por qué los iPhone eran más fáciles de usar que los teléfonos de la marca surcoreana y descubrieron que éstos, además de no ser tan fáciles de usar, carecían de encanto.

En tres años de litigio, el porcentaje de Samsung en el mercado ha aumentado. Uno de cada tres teléfonos vendidos el año pasado fue Samsung, ahora el líder en el mercado. Apple, por lo general con un precio mayor, estaba segundo con 15 por ciento del mercado mundial.

Aunque es imposible pronosticar cuál será el veredicto, hace dos años un jurado federal halló que Samsung violaba patentes de Apple.

Se le ordenó pagar unos 900 millones de dólares a la firma estadounidense, pero Samsung ha apelado y se le ha permitido seguir vendiendo productos usando esa tecnología.