Empresas

Sector automotriz da ‘aventón’ a Ternium

El boom de la industria automotriz en México impulsó las ventas y flujo operativo de Ternium en el primer semestre del año, a pesar del bajo precio del acero en los mercados internacionales.
Axel Sánchez
07 septiembre 2016 21:48 Última actualización 08 septiembre 2016 4:55
TERNIUM

Ternium

A pesar del bajo precio del acero en los mercados internacionales, lo cual afectó las finanzas de las empresas del sector siderúrgico, Ternium vive una realidad distinta, al aprovechar el boom de la industria automotriz en México y con ello, mejorar sus ventas y flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés).

La compañía reveló que si bien sus ingresos consolidados bajaron 15 por ciento en el primer semestre del 2016, su EBITDA creció 32 por ciento, derivado de un aumento de 12 por ciento en el volumen de ventas de acero en el país.

Régulo Salinas, director institucional de Ternium, dijo en entrevista con EL FINANCIERO que la nueva planta de laminados que edificaron en Pesquería, Nuevo León, (en asociación con Nippon Steel) para atender las necesidades del sector automotriz, trabaja al 100 por ciento de su capacidad.

Nuestra intención es sustituir las importaciones que hacen las empresas automotrices por manufactura nacional, por eso es muy importante para nosotros la planta de KIA que se inauguró muy cerca de nuestras instalaciones… estamos analizando sumar una nueva línea de producción

Analistas de JP Morgan refieren que la acerera mantiene un crecimiento estable en la demanda de acero en México, y con ello sigue ganando participación de mercado. De hecho, armadoras como Nissan y KIA se volvieron sus clientes en los últimos dos años, antes importaban sus requerimientos de acero directamente de Japón.

Entre enero y junio de este año, Ternium México vendió 3.3 millones de toneladas de acero, por arriba de los 2.9 millones que tuvo en igual lapso de 2015; y en contraste con otros de sus mercados, como los de Sudamérica donde tuvo una caída de 13 por ciento.

“Vemos un aumento de la producción (de autos) en México, y no sólo eso, también nuevas instalaciones en construcción. Hay una muy buena oportunidad”, dijo Pablo Brizzio, CFO de la empresa.

>