Empresas

Se estanca calidad de carreteras en México, pese a mayor inversión

De acuerdo con una medición del Foro Económico Mundial, entre 140 naciones México ocupa el lugar 54 en competitividad en infraestructura carretera, a pesar de que la inversión en la conservación de caminos creció 54% entre 2011 y 2015.
Everardo Martínez
14 agosto 2016 22:32 Última actualización 15 agosto 2016 4:55
carretera slp

La obra

Pese a que la inversión en la conservación de carreteras en México creció 54 por ciento en términos reales entre 2011 y 2015, el país escaló apenas una posición, del 55 al 54, en el índice de Competitividad en Infraestructura Carretera a nivel global, que mide el Foro Económico Mundial y que incluye a un total de 140 naciones.

Cuatro años antes, entre 2006 y 2010, la inversión carretera subió 123 por ciento, también descontando la inflación, pero México perdió dos posiciones de la 60 a la 62.

Expertos explicaron que el problema se debe a tres razones: los recursos del gobierno no son suficientes para mantener la calidad en toda la red; el autotransporte rebasa sus pesos y esto daña la carpeta asfáltica; y en tercer sitio argumentaron que las carreteras son construidas con materiales más baratos por un tema de corrupción.

“Es un problema que nos afecta a nosotros por prestar el servicio de transportación de mercancías sobre ese tipo de infraestructura y también a los vehículos particulares y hemos notado un mayor daño generalizado en los últimos años”, dijo Enrique González, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) para el Bajío y los estados del sureste de México.

De acuerdo con la Comisión de Transportes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), el mantenimiento de las carreteras existentes es de baja calidad, lo que afecta al autotransporte.
José Luis Fuente, presidente de la Comisión, advirtió que hay carreteras estatales y federales en el olvido.

“Lo que tenemos son carreteras nuevas, quizá de buena calidad, sin embargo, el mantenimiento de las ya existentes está por debajo de lo esperado y eso termina por afectar al autotransporte y su operación, porque vemos un abandono de las carreteras estatales y algunas federales, o un mantenimiento con materiales más económicos, que empeora con las condiciones meteorológicas”, señaló Fuente.

carreteras


Con base en los últimos datos disponibles de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el número de vías en condiciones aceptables apenas avanzó de 80 por ciento del total en 2010, a 82 por ciento en 2014.

Una razón más que explica el deterioro de las vialidades es el autotransporte, pues en México el 80 por ciento de la mercancía se transporta por camiones. Según el último Informe de Gobierno, la flota de unidades de carga alcanzó 763 mil 480 camiones en 2014, un avance de 20 por ciento, respecto a 2010.

“El aumento de camiones en el país se explica sólo, es un sector cíclico que sigue al PIB y a los tratados internacionales y reformas apuntan a un aumento de demanda en los siguientes cinco años. Las carreteras deben de reforzarse o se le resta competitividad a México”, expuso González, de la Canacar.

Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), señaló que debe haber una aplicación real de la Norma de Pesos y Dimensiones para que los tráilers más grandes estén limitados en caminos donde no deben circular, porque nadie revisa las carreteras y el peso termina por empeorar la red.

“El hecho de que cualquier empresa pueda participar en los concursos de licitación de carreteras y terminen ofreciendo propuestas bajas, que hacen que las constructoras busquen materiales más baratos, termina por afectar los proyectos y su calidad. Es un problema de corrupción que se debe terminar con transparencia en los concursos de obras, para que no cualquier empresa participe”, dijo Molano.

Para Edmundo Gamas, director general del Instituto Mexicano de Desarrollo de Infraestructura, las inversiones en conservación de carreteras no son suficientes para subir en el índice de competitividad, pues deberían al menos duplicarse.


Ver para creer

Algunos de los casos más graves son los tramos de la autopista México-Puebla, incluyendo la conexión del Puente de la Concordia, que pese a estar bajo el control de la federación, están deteriorados.
En la carretera Ciudad Juárez-Janos, en el tramo de Ascención a Janos, la infraestructura está dañada; igualmente el camino fronterizo Janos-Agua Prieta, que tiene un tramo de 400 kilómetros con ondulares y baches.

Una autopista también dañada es la México-Querétaro, la cual está en obras constantes, coincidieron los empresarios.
Otro caso, relevante es la súper autopista Durango-Mazatlán que fue inaugurada en octubre de 2013 y un año después ya estaba deteriorada, por lo que está bajo mantenimiento.

“Vemos abandono de las carreteras estatales y algunas federales, o un mantenimiento con materiales más económicos”
José Luis Fuente
Presidente, Comisión de
Transportes de la Concamininfraestructura