Empresas

SCT relanzará la licitación del viaducto Indios Verdes-Santa Clara

En la pasada licitación el proyecto fue del interés de más de 15 empresas, pero sólo tres presentaron propuestas técnicas, siendo finalistas del concurso dos consorcios, el de Mota Engil y el de Omega y Caabsa.
Ana Valle
22 noviembre 2015 23:13 Última actualización 23 noviembre 2015 5:0
La obra del viaducto elevado Indios Verdes-Santa Clara será licitada de nuevo. (Archivo)

La obra del viaducto elevado Indios Verdes-Santa Clara será licitada de nuevo. (Archivo)

Tras haber declarado desierto el concurso por el viaducto elevado Indios Verdes-Santa Clara hace un par de semanas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) espera realizar modificaciones a las bases y lanzar nuevamente el concurso en enero de 2016.

La licitación fue declarada desierta porque los consorcios buscaban hacer cambios a ciertos supuestos del modelo de contratación en busca de un mayor retorno que al final hicieron que ambas propuestas fueran desechadas, explicó Raúl Murrieta, subsecretario de Infraestructura de la SCT.

“Cuando nos dimos cuenta que a ellos se les hacía atractivo porque presumían que podíamos mover esas variables fue cuando decidimos replantear el proceso, el cual se relanzará en los primeros días del próximo año”, comentó en entrevista el funcionario.

Murrieta explicó que desde el principio sabían que se trataría de un proceso ‘muy apretado’ con una tasa interna de retorno muy baja, pese a la cual varias empresas decidieron continuar adelante y también la misma dependencia.

Dentro de las propuestas económicas, las empresas hicieron viable el proyecto financieramente al considerar una tarifa máxima por kilómetro superior a la que había fijado la Secretaría y en otro caso, recursos públicos para financiar el proyecto.

El segundo piso que busca aliviar los problemas viales en la salida del Distrito Federal a la carretera México-Pachuca fue licitado mediante la ley de Asociaciones Público Privadas desde mayo pasado, como un APP puro, dentro de los cuales el proyecto es financiado íntegramente por las empresas ganadoras y sin recursos públicos.

El proyecto fue del interés de más de 15 empresas mexicanas y extranjeras, pero sólo tres de ellas presentaron propuestas técnicas, siendo finalistas del concurso dos consorcios, el de Mota Engil y el de Omega y Caabsa, quienes además de su propuesta económica, presentaron a la Secretaría un render sobre cómo se vería el segundo piso que habían diseñado.