Empresas

SCT presenta bases de licitación del tren
México-Querétaro

La empresa ganadora del Tren de Alta Velocidad tendrá a su cargo la totalidad del proyecto, que permitirá hacer el recorrido completo en un tiempo aproximado de 58 minutos. Se prevé que esté concluido en 2017. 
Sirse Rosas
15 agosto 2014 14:47 Última actualización 15 agosto 2014 14:49
tren (Bloomberg)

(Bloomberg)

QUERÉTARO.- El día de hoy se llevó a cabo la firma de las bases de licitación del Tren Rápido México-Querétaro, en el Centro de Congresos de la Ciudad de Querétaro, oficializando así el proyecto del Tren de Alta Velocidad (TAV) que conectará a la Ciudad de México con Querétaro.

Ahí, el director general de Transporte Ferroviario, Pablo Suárez Coello, señaló que se tratará de un proyecto “llave en mano”, por lo que la licitación que se lanzó el día de hoy, tendrá como objetivo entregar el proyecto a la empresa ganadora, quien será la encargada de desarrollar el proyecto en su totalidad.

“El consorcio que resulte ganador será responsable de la construcción de obra civil, fabricación y puesta en operación de equipo rodante, equipo electromecánico, equipo de seguridad que garantice que la velocidad de 300 kilómetros por hora, y que lo haga con los mayores estándares de calidad y de eficiencia”, dijo.

En cuanto al recorrido, precisó que habrá de iniciar en Buenavista, en la Ciudad de México, y que habrá de concluir el trayecto en la capital de Querétaro en un tiempo de 58 minutos, lo que traerá como beneficio la ampliación del servicio del tren suburbano número 1, que hoy tiene como ruta Buenavista hasta Cuautitlán, ruta que crecerá hasta Huehuetoca para llegar a Querétaro.

Detalló que serán 182 kilómetros los que recorra a nivel superficial, 16 kilómetros en viaductos ferroviarios y 12 kilómetros en túneles para cumplir con el recorrido.

“Conectará dos regiones dinámicas y sentará las bases para su extensión hacia el Bajío y la zona occidental, multiplicará beneficios y ahorros para más de 23 mil pasajeros que de manera inicial tendrán el servicio del tren. Además, favorecerá la disminución de la presión y contención de la saturación de la carretera México-Querétaro, con una reducción de 18 mil vehículos diarios, que sin duda vendrá a reforzar la reducción de contaminantes y combustibles”, dijo.

Adelantó que como parte integral de desarrollo del proyecto, se nombrará a un gerente de proyecto, responsable de todas las interfaces del mismo, para garantizar la seguridad, calidad, control de costos para que se den en los términos contemplados y tiempos de ejecución.

También se tendrán supervisores de la obra civil, para equipos electromecánicos, señalización y seguridad, con lo que se habrá de estar utilizando más de tres mil técnicos y profesionistas.

“Este tren habrá de iniciar operaciones y pruebas operativas durante el segundo semestre de 2017. Será la primera línea de alta velocidad del continente americano, y será el eje de una red ferroviaria que tendrá como largo plazo conectar al Bajío, Guadalajara y Monterrey con la Ciudad de México”, agregó.

Como parte de la presentación, se señaló que el TAV incrementará la calidad de vida de 23 mil usuarios diarios que se ahorrarán cuatro horas de viaje y generará más de 61 mil empleos, 20 mil de ellos de manera directa; además de que contribuirá al reordenamiento del parque vehicular de la Ciudad de México, permitiendo ahorros de más de cinco mil millones de pesos, y beneficiando en su primera etapa a 30 millones de habitantes.

Por su parte, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, destacó que se eligió Querétaro como el destino de este tren debido a que el estado va en su camino para ser una gran plataforma logística, que es uno de los objetivos del gobierno federal para generar empleos y mejorar la calidad de vida, además de que conectaría a la Ciudad de México con la región que representa más del 25 por ciento del Producto Interno Bruto nacional.

Señaló que se trata de una licitación publica integral por la alta tecnología que representa la construcción del tren, “en otros casos es obra pública y obra ferroviaria separadas, pero en este caso tiene que ser integral para tener la certeza de toda su capacidad técnica y de traslado”.

Respecto a las diversas manifestaciones que ha habido en la capital queretana en contra del sitio en donde estará ubicada la estación del tren, el titular de la Secretaría aseguró que se vigilará que éste sea amigable con la capital del estado, apoyando no sólo los proyectos complementarios con los montos de inversión que se requieran, sino con obras de mitigación.

“No se va a afectar la propiedad de nadie, no se van a afectar espacios públicos, deportivos, espacios sociales, la idea es que con este proyecto todos ganemos”, dijo.

Finalmente señaló que si no se diera este proyecto, la carretera México-Querétaro, ya casi saturada, tendría que ampliarse por su crecimiento del 5 por ciento anual, para 2017, a ocho carriles, lo que significaría más autos para Querétaro y más tráfico.