Empresas

5 empresas ‘sacudidas’ por el sismo

A casi 50 días del temblor del 19 de septiembre y tras el recuento de los daños, Televisa, OHL, Liverpool, Aeroméxico y Sanborns registran una afectación conjunta en ingresos de alrededor de 813 mdp.
Francisco Herández
06 noviembre 2017 21:41 Última actualización 07 noviembre 2017 5:0
marcas

marcas

A casi 50 días de ocurrido el temblor del 19 de septiembre, Liverpool aún mantiene dos tiendas y un mall cerrados por daños estructurales en los inmuebles y Sanborns aún registra seis unidades con las cortinas abajo.

Televisa, OHL, Liverpool, Aeroméxico y Sanborns, fueron cinco de las empresas más dañadas por ese fenómeno natural con una afectación conjunta en ingresos de alrededor de 813 millones de pesos, revelan sus reportes al tercer cuarto del 2017.

Se trata de un monto cercano a lo que Fovissste destinó para apoyar a sus derechohabientes afectados por el sismo y equivale al 80 por ciento de la inversión de Grupo Lala en su planta de Hidalgo.

El cierre parcial y total de tiendas, la baja afluencia de turistas y viajeros de negocios y el paro de actividades laborales en las zonas afectadas, fueron algunos de los factores que incidieron negativamente en el desempeño de estas firmas luego del catastrófico evento.

Televisa tuvo un impacto de 100 millones de pesos
en ventas, por la cobertura realizada durante los tres días posteriores al terremoto, pues la empresa no pudo vender anuncios y enfrentó dificultades para instalar servicios de TV por cable.

“Los ingresos por publicidad se vieron impactados por el sismo del 19 de septiembre, pues para mantener una cobertura continua de este desafortunado evento, tuvimos una operación ininterrumpida sin comerciales durante los tres días posteriores a la tragedia”, comentó Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo y presidente del comité de finanzas de Grupo Televisa.

Por otro lado, Liverpool tuvo un daño de 180 millones de pesos en sus ventas, por el cierre de tiendas los días siguientes al sismo y ante la paralización total de las operaciones en Galerías Coapa. Además, la empresa registró gastos por 186 millones de pesos relacionados con la reparación de daños a sus almacenes luego del sismo.

En el tercer trimestre de 2017 el grupo comercial tuvo un alza en su flujo operativo de 5.8 por ciento -respecto a igual periodo de un año antes- por debajo del 13.8 por ciento que promedió en los dos trimestres anteriores.

“Los números de Liverpool fueron muy débiles, fue la que mostró mayor afectación (por el sismo) en el sector comercial, sobre todo por la cuestión de cierre de tiendas”, explicó Marisol Huerta, analista de Bursamétrica.

Grupo Sanborns tuvo que cerrar 28 tiendas de las cuales al 30 de septiembre aún permanecían nueve cerradas. Actualmente sólo seis unidades están en esa condición: cuatro que se sitúan en Galerías Coapa (un Sears, un Sanborns, un iShop y un MixUp) y dos en Galerías Cuernavaca (un iShop y un MixUp).

Derivado de esos cierres, la firma registró una caída de 1.9 por ciento en sus ventas a mismas tiendas. En general, el EBITDA del grupo disminuyó 11.2 por ciento, respecto al tercer cuarto de 2016.

En la división de las autopistas, OHL México, que tiene cuatro de sus seis concesiones carreteras en la CDMX y área metropolitana, registró una afectación de 132 millones de pesos en sus ingresos por cuotas de peaje, debido a que mantuvo el servicio gratuito durante nueve días en sus vías. El EBITDA por peaje de la empresa cayó 5 por ciento, su primera baja para cualquier trimestre en siete años.

“Este trimestre fue impactado por el terremoto que tuvo parte en la Ciudad de México el 19 de septiembre. Debido a ello, la compañía decidió apoyar a la población al dejar de cobrar la tarifa durante nueve días en nuestras concesiones en el Estado de México y la CDMX, esto trajo un impacto a nuestros ingresos por alrededor de 132 millones de pesos”, dijo Sergio Hidalgo, CEO de OHL México.

Por último, Aeroméxico vio un impacto de alrededor de 215 millones de pesos en su utilidad operativa por el cierre del AICM el día del temblor y por la desaceleración del pasaje en las semanas posteriores al fenómeno natural.

“Sufrimos un impacto negativo en las reservaciones después del sismo. Tenemos que, en las dos o tres semanas después del terremoto las reservaciones fueron bajas”, explicó Ricardo Sánchez, director de finanzas de la aerolínea.

5_empresas_19s