Empresas

¿Sabes qué hacer si te roban tus datos personales?

Si eres víctima de llamadas molestas o recibes productos de otras compañías con las que no tienes contratos, quizás debas poner más atención en qué datos personales compartes y con quién. 
datos personales

datos personales

Este viernes entró en vigor la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados que establece las bases y procedimientos para garantizar el derecho de las personas físicas a la protección de sus datos personales, además de que este sábado se celebra el Día Internacional de la Protección de Datos Personales.

Salvador Sánchez, director de operaciones de tecnologías de la información en NYCE, menciona que los datos personales son todos aquellos que sirven para identificar a una persona, como lo es el nombre, el domicilio, el teléfono, el género, la edad, entre otros.

El director mencionó que la mayoría de las veces el mal uso de nuestros datos personales es culpa del usuario y el contratante de un servicio.

“Cuandos nosotros pedimos un contrato no nos tomamos el tiempo de leerlo, si no nos fijamos en lo que firmamos damos el consentimiento de que nuestra información forme parte de la base de datos de estas empresas y que ellos puedan utilizarla”, comentó Salvador Sánchez.

Si ya se es víctima de llamadas molestas o se reciben productos, como tarjetas de crédito, de otras compañías con las que no se tiene contrato sí se puede hacer algo para evitar el uso indebido de nuestra información.

Gracias a los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) se puede presentar una solicitud ante el responsable del manejo de datos personales, específicamente en un departamento de tratamiento de información personal, que por ley las empresas deben tener.

La solicitud debe contener el nombre del titular de los datos personales y un medio para comunicarle la respuesta a su solicitud; algunos documentos que acrediten la identidad del quejoso; una descripción clara y precisa de los datos personales que fueron violados y usados o cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de estos mismos.

La empresa tiene un lapso de 20 días para informar si la solicitud procede o no, pasado este tiempo si la respuesta que dan no es la que se buscaba se puede acudir al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, quien se encarga de atender las inconformidades de los titulares, y presentar una solicitud de protección de derechos.

Posteriormente este instituto buscará una conciliación entre el quejoso y el responsable del mal manejo de los datos personales.

Salvador Sánchez comentó que se puede evitar ser víctima del mal uso de nuestros datos personales con sencillas recomendaciones.

“Debemos leer el contrato y fijarnos en que la información se nos solicita sea pertinente, por ejemplo, si estoy contratando un servicio telefónico no puedo dejar que me pregunten cuál es mi religión, pues no es un dato necesario”, mencionó Sánchez .

Otra recomendación es que se ponga cuidado en “la información que publicamos en redes sociales con la cual otros pueden generar un perfil alterno de nosotros, además de que debemos procurar tener todos nuestros dispositivos electrónicos con contraseña”, añadió Salvador Sánchez.

El director de operaciones de tecnologías de la información en NYCE declaró que nuestro país ocupa el octavo lugar a nivel mundial en robo de identidad, y mencionó que si se es víctima de robo de identidad y fraudes con información personal, pero no se conoce al culpable, se puede denunciar ante la Procuraduría General de Justicia.

“Un 67 por ciento de los casos denunciados por robo de identidad se debe al poco cuidado de las personas de documentos, carteras y portafolios, y un 53 por ciento de los delitos de robo de identidad ocurren porque la información fue tomada de una tarjeta bancaria al realizar una transacción por Internet”, añadió Sánchez.

Por último, Salvador Sánchez, mencionó que en 2016 alrededor de 680 mil ciudadanos reportaron pérdidas económicas por robo de identidad.