Empresas

Roberto Ruiz Obregón: La cultura del esfuerzo

Roberto Ruiz Obregón nació el 3 de junio de 1904 en Amealco, Querétaro, en el seno de una familia humilde, lo que lo llevó a trabajar a los 8 años de edad, vendiendo refrescos caseros que su hermana Santa Ruiz fabricaba.
Francisco Flores Hernández /Corresponsal
31 agosto 2014 18:49 Última actualización 01 septiembre 2014 13:0
Roberto Ruiz Obregón. (Cortesía)

Roberto Ruiz Obregón fue pionero de la industria queretana. (Cortesía)

QUERÉTARO.- El fallecido Roberto Ruiz Obregón es considerado el más importante empresario queretano de las últimas décadas, debido a que contribuyó a sentar algunas de las bases del desarrollo económico que tiene actualmente el estado de Querétaro.

Además de fundar la embotelladora La Victoria y adquirir la franquicia de Coca Cola, Ruiz Obregón fue quien impulsó la formación del Club de Industriales de Querétaro.

También promovió la construcción del campus del Tecnológico de Monterrey en la capital queretana y los planteles del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) en la ciudad de Querétaro y Amealco.

Roberto Ruiz Obregón nació el 3 de junio de 1904 en Amealco, Querétaro, en el seno de una familia humilde, lo que lo llevó a trabajar a los 8 años de edad, vendiendo refrescos caseros que su hermana Santa Ruiz fabricaba.

Ruiz Obregón también trabajó en lo que fue Ferrocarriles Nacionales de México, como telegrafista y jefe de estación. En 1938 obtuvo la concesión de distribuidor de Coca Cola en el estado.

En 1945 obtuvo la autorización para embotellar el famoso producto, naciendo así su primera empresa embotelladora de refrescos, denominada “Embotelladora La Victoria”.

Fue pionero de la industria queretana y gran benefactor en el renglón de educación. Es considerado como “Hijo Predilecto de Amealco”, en donde impulsó múltiples obras de trascendencia social en bien de la sociedad amealcense.

En el Club de industriales de Querétaro, se puede observar un busto de Roberto Ruiz Obregón, quien falleció en el año 2001, por haber sido el presidente fundador de este organismo.

En la actualidad le sobreviven cinco hijos: Federico, Martha, Guadalupe, Susana y Roberto Ruiz Rubio, quienes se han hecho cargo de los negocios que les heredó su padre, integrados en la empresa Fomento Queretano (Foque).