Empresas

Rotoplas le quiere ‘quitar la sed’ a Estados Unidos; aprovecha sequía

Rotoplas busca expandir su negocio en Latinoamérica y convertir a Estados Unidos en uno de sus principales mercados, con sus plantas de tratamiento de aguas residuales, bebederos escolares y soluciones integrales de agua, esperando que este país represente hasta una tercera parte de sus ingresos totales.
Ana Valle
16 julio 2015 22:28 Última actualización 17 julio 2015 4:55
Rotoplas busca consolidarse en EU

Hasta el momento, el segundo mercado más importante para la empresa, después de México, es Brasil. (Archivo El Financiero)

Tras iniciar en 1978 con la producción de macetas y tinacos para almacenamiento de agua, hoy Rotoplas cuenta con plantas de tratamiento de aguas residuales, bebederos escolares y soluciones integrales de agua, con lo que busca expandir su negocio en Latinoamérica y convertir a Estados Unidos en uno de sus principales mercados.

La empresa que preside Carlos Rojas Mota tiene presencia en 12 países de América Latina, cuenta con 24 plantas de producción y factura 6 mil 500 millones de pesos al año.

El plan de la mexicana es expandir su producción en Estados Unidos, esperando que este mercado represente hasta una tercera parte de sus ingresos totales, desde menos del 5 por ciento que le aporta ahora, señaló Diego Contreras, director de Planeación Financiera de Rotoplas.

Al primer trimestre de 2015, las ventas de sus operaciones en México significaron 55 por ciento del total, Brasil el 29 por ciento, y el restante 16 por ciento provino de otros países, entre ellos Estados Unidos y algunos de Centroamérica.

El directivo explicó que esperan que Estados Unidos tome un lugar relevante en el mediano plazo, ocupando el tercer lugar en ventas del grupo, con la apertura de dos nuevas plantas en Texas.

El mercado estadounidense es atractivo para la empresa, dado el panorama de sequía en algunos estados del sur, como California, donde podrían tener un buen potencial de crecimiento aprovechando esta situación, como lo hicieron ya en Brasil, explicó un analista bursátil que pidió el anonimato.

Rotoplas opera en estados como Arizona, California y Nevada desde el último trimestre de 2014, con la producción y comercialización de soluciones individuales de almacenamiento, conducción y mejoramiento de agua, así como soluciones integrales, tales como tanques industriales y tinacos para la agricultura y hogares.

California será un estado importante para Rotoplas, ya que actualmente está en condiciones de sequía severas y requerirá inversiones por hasta 75 mil millones de dólares en infraestructura de agua, de acuerdo con el reporte anual de la empresa.

1
California tiene sed

  

incendios California

Armelia Reyes, analista de infraestructura de Signum Reseach, consideró positiva la expansión de Rotoplas en otros mercados, aunque señaló que el enfoque de sólo ofrecer soluciones de abastecimiento podría no ser lo óptimo.

“Lo mejor que podría hacer es enfocarse en soluciones integrales en otros mercados, como plantas de tratamiento y baño digno, captación de agua pluvial, son lugares donde se necesitan y se tienen buenas oportunidades”, dijo Reyes.

Hasta el momento, el segundo mercado más importante para la empresa, después de México, es Brasil. Sin embargo, la situación política ha mermado sus operaciones en el país, provocando traslados y cierres de plantas.

“Ante el entorno en Latinoamérica, principal región en que opera Rotoplas, el riesgo de la empresa se incrementa, a lo que se suma la volatilidad cambiaria, que podría afectar sus resultados, debido a que no cuentan con coberturas”, explicó la analista de Signum Reseach.

Para continuar con sus planes de expansión, la empresa debutó en la Bolsa Mexicana de Valores en 2014, con una oferta pública inicial (OPI) de 4 mil 200 millones de pesos en diciembre pasado. Sin embargo, el valor de la acción del grupo ha tenido un desempeño débil debido a que los mercados atraviesan un periodo de alta volatilidad.

Desde que empezaron a cotizar, los títulos de Rotoplas han ganado apenas un 2.4 por ciento (29.7 pesos al 16 de julio), por debajo del avance de 7.1 por ciento que ha tenido el IPC de la BMV.

aunque mas