Empresas

Reos mexicanos maquilan productos 'verdes' para tu mascota

Bajo la filosofía de que todos merecemos una segunda oportunidad, Vinook aprovecha el deshecho textil para elaborar productos para mascotas maquiladas por reos del penal de Zinacantepec.
Omar Ortega
28 noviembre 2016 18:26 Última actualización 29 noviembre 2016 4:55
Vinook nació en 2016 con la intención de aprovechar los deshechos textiles de las fábricas y aportar en el impacto positivo al ambiente. (Cortesía)

Vinook nació en 2016 con la intención de aprovechar los deshechos textiles de las fábricas y aportar en el impacto positivo al ambiente. (Cortesía)

Reos del penal de Zinacantepec producen juguetes y productos para mascotas elaborados con desechos textiles, para la marca mexicana Vinook.

En cuatro meses, Vinook ha recogido 500 kilos de deshechos textiles, y por cada uno produce entre 16 y 25 artículos que se venden en Pet central Condesa, Pet society en Masaryk, tiendas Animalia, Veterinaria San Canito en La Morena, Cuerpi en la Colonia San Rafael, y mediante las plataformas Pet Mail, Waf Box, Croqueteo y Kichink.

Para finales de 2017, Vinook tiene como objetivo recoger 5 toneladas y expandir su negocio a otros sectores.

"Estamos trabajando en cojines por qué queremos empezar a adentrarnos en productos del hogar, pero primero queremos alcanzar nuestras metas en los productos para mascotas, que tienen una buena aceptación", indicó Amalia Meza, Cofundadora de Vinook.

En México, una persona genera en promedio 37 kilos de deshecho textil y prendas al año, de los cuales el 95 por ciento se puede reciclar.

1
 

 

(Cortesía)

Derivado de la falta de planes de manejo para los desperdicios textiles de fábricas en el país, la firma decidió aprovechar dicho material para producir sus productos.

"Las fábricas textiles producen decenas de toneladas de deshechos al año, material que se quema o se desperdicia, que contamina, y que nosotras vimos que podíamos aprovechar", dijo Ana Gordillo, Cofundadora de la marca.

Además, otro de los objetivos de Vinook es generar empleos para grupos vulnerables, ya que los productos son maquillados por internos del Centro de Readaptación Social "Quinta del Bosque" en Zinacantepec.

Con ocho productos en su línea, que son correas para perro, mordederas en distintas formas que van desde huesos a dinosaurios, camas y pelotas, Vinook se vende en ocho establecimientos en la CDMX.

"Puedes hallar un producto más económico que en tiendas, de buena calidad, que además tiene un impacto ambiental positivo y que es único, ya que debido a que se hace con deshechos es difícil crear un Modelo igual", destaca Ana Gordillo.