Empresas

Reos mexicanos maquilan productos 'verdes' para tu mascota

Bajo la filosofía de que todos merecemos una segunda oportunidad, Vinook aprovecha el deshecho textil para elaborar productos para mascotas maquiladas por reos del penal de Zinacantepec.
Omar Ortega
28 noviembre 2016 18:26 Última actualización 29 noviembre 2016 4:55
Vinook nació en 2016 con la intención de aprovechar los deshechos textiles de las fábricas y aportar en el impacto positivo al ambiente. (Cortesía)

Vinook nació en 2016 con la intención de aprovechar los deshechos textiles de las fábricas y aportar en el impacto positivo al ambiente. (Cortesía)

Reos del penal de Zinacantepec producen juguetes y productos para mascotas elaborados con desechos textiles, para la marca mexicana Vinook.

En cuatro meses, Vinook ha recogido 500 kilos de deshechos textiles, y por cada uno produce entre 16 y 25 artículos que se venden en Pet central Condesa, Pet society en Masaryk, tiendas Animalia, Veterinaria San Canito en La Morena, Cuerpi en la Colonia San Rafael, y mediante las plataformas Pet Mail, Waf Box, Croqueteo y Kichink.

Para finales de 2017, Vinook tiene como objetivo recoger 5 toneladas y expandir su negocio a otros sectores.

"Estamos trabajando en cojines por qué queremos empezar a adentrarnos en productos del hogar, pero primero queremos alcanzar nuestras metas en los productos para mascotas, que tienen una buena aceptación", indicó Amalia Meza, Cofundadora de Vinook.

En México, una persona genera en promedio 37 kilos de deshecho textil y prendas al año, de los cuales el 95 por ciento se puede reciclar.

1
 

 

(Cortesía)

Derivado de la falta de planes de manejo para los desperdicios textiles de fábricas en el país, la firma decidió aprovechar dicho material para producir sus productos.

"Las fábricas textiles producen decenas de toneladas de deshechos al año, material que se quema o se desperdicia, que contamina, y que nosotras vimos que podíamos aprovechar", dijo Ana Gordillo, Cofundadora de la marca.

Además, otro de los objetivos de Vinook es generar empleos para grupos vulnerables, ya que los productos son maquillados por internos del Centro de Readaptación Social "Quinta del Bosque" en Zinacantepec.

Con ocho productos en su línea, que son correas para perro, mordederas en distintas formas que van desde huesos a dinosaurios, camas y pelotas, Vinook se vende en ocho establecimientos en la CDMX.

"Puedes hallar un producto más económico que en tiendas, de buena calidad, que además tiene un impacto ambiental positivo y que es único, ya que debido a que se hace con deshechos es difícil crear un Modelo igual", destaca Ana Gordillo.

Todas las notas EMPRESAS
Apple adquiere la startup Vrvana por 30 mdd
Chihuahua tendrá una nueva planta de energía solar
AMLO renegociaría contratos del nuevo AICM... pero para Santa Lucía
Industria joyera de Jalisco prevé 320 mdd por exportaciones en 2017
Minera canadiense niega que muertos en Guerrero hayan sido sus empleados
Trump considera que fusión AT&T-Time Warner no es un "buen acuerdo"
Armadores de camiones en EU piden cautela en cambios a TLCAN
Presidenta ejecutiva de HP dejará su cargo; acciones se hunden 7.4%
Alpura abrirá centro de investigación en Edomex
Ford recortará a 850 trabajadores en planta de Hermosillo
Despegó último vuelo de Aeroméxico en Saltillo
IEnova suministrará electricidad a San Diego desde México
Marca 'Hecho en Veracruz' venderá sus productos en tiendas Oxxo
En Buen Fin, Wal-Mart encabeza número de quejas
ICA y Operadora Cicsa, interesadas en construir hangares del NAICM
Zuma Energía se prepara con nuevos proyectos para subastas de CFE
Ford fabricará auto híbrido en planta de Hermosillo
Skype desaparece de tiendas de apps en China
Guanajuato abrirá subdelegación policiaca para atender robo a minas
Ponen en regla a 223 centros de trabajo en Querétaro
Lo que más necesitan los jóvenes emprendedores
Proveedor de Apple en Asia emplea a jóvenes para armar el iPhone X
El Bajío, rodeado de zonas de alto riesgo para viajeros
Proyecta Minera La Negra 1 millón de toneladas de producción
Hostales tienen su época dorada por millennials y hipsters