Empresas

Renovación de taxis en el DF ‘dará gasolina’ a las armadoras en México

El total de vehículos que deberán ser renovados si se toman en cuenta a los que tienen una edad superior a ocho años asciende a 41 mil 308 unidades. Esta cifra representa casi el doble de lo que vendió la automotriz Renault en México el año pasado.
Axel Sánchez
19 mayo 2014 20:6 Última actualización 20 mayo 2014 5:0
gente tomando taxi

(Cuartoscuro)

La renovación de más de 10 mil taxis en el Distrito Federal durante 2014 inyectará gasolina a un sector automotriz deprimido, cuyas ventas cayeron 0.8 por ciento en los primeros cuatro meses del año.

De acuerdo con el reglamento de la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi), antes de que termine el 2014 deberán sustituirse en la capital del país 10 mil 751 taxis con una edad mayor a 11 años, los cuales equivalen a la comercialización total de autos Mazda en los primeros cuatro meses del año en curso.

Asimismo, si se toma en cuenta que los vehículos con una edad superior a ocho años dejarán de circular un día, el número de unidades a renovar ascendería a 41 mil 308, casi el doble de lo que comercializó Renault el año pasado.

Nissan es la líder de este sector, pues 63 por ciento de los taxis que circulan actualmente en el Distrito Federal son de esta firma automotriz, principalmente de sus marcas Tsuru y TIIDA.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMDA), esta firma de origen japonés, que además es líder en la venta de autos en el mercado nacional, es la única automotriz que cuenta con paquetes de financiamiento exclusivos para este segmento de compradores (taxistas).

Andrés de la Parra, director general de Nissan Renault Finance México (NRFM), dijo que la armadora ha logrado acuerdos con gobiernos estatales como Aguascalientes, Oaxaca, Veracruz y Distrito Federal para apoyar sus programas de renovación vehicular.

Según los datos de la Setravi, en la capital del país hay 65 mil 215 autos utilizados como taxis de la marca Nissan, lo que representa más del 24 por ciento del volumen de ventas totales de la armadora del año pasado.

“Desde la creación del programa llevamos acumulados la venta de 70 mil unidades en el país. Por el momento tenemos créditos vivos de 20 mil vehículos, y es un programa que sigue creciendo, pues seguimos muy atentos a los programas de renovación que hacen los estados para apoyarlos con toda nuestra experiencia”, comentó de la Parra.

Otras automotrices que se verán favorecidas por la renovación de taxis son: General Motors (GM), con el Chevy; Ford, con su modelo Fiesta; y Volkswagen, con el Pointer.

En próximas fechas Oaxaca y Veracruz lanzarán programas de sustitución de taxis, mientras que se preparan esquemas similares en Quintana Roo, Campeche y Monterrey, Nuevo León.

Guillermo Díaz, director Comercial de Toyota en México, comentó que también buscan impulsar sus ventas atendiendo el mercado del transporte público, no sólo de taxis, sino de camionetas en algunas localidades del país.

“No tenemos un crédito propiamente pensado para este segmento, pero tenemos muchos clientes que están aprovechando nuestras ofertas para hacerse de unidades de la marca. Para nosotros es un segmento importante”, expuso.

En el Distrito Federal apenas 181 taxis pertenecen a la marca Toyota. Volkswagen tiene 11 mil 302 unidades que prestan el servicio, y General Motors cuenta con 17 mil 756 unidades.

Los modelos que más prefieren los taxistas son el Tsuru de Nissan, seguido del Chevy de GM; el Fiesta de Ford; el TIIDA de Nissan y el Pointer de Volkswagen.

GOBIERNO ‘EMPUJA’ CON CRÉDITOS

Bajo el programa ‘Taxiestrena’, Nacional Financiera (Nafin) busca apoyar a este sector mediante créditos propios y con el financiamiento de la banca privada.

Este programa aplica para todos aquellos prestadores de servicios que tengan una concesión vigente a su nombre.

El plazo de financiamiento es hasta por cuatro años en pagos semanales o mensuales con una tasa de interés fija anual máxima de 15 por ciento, y en el caso de la chatarrización, se otorga un subsidio directo de 15 mil pesos para el enganche o pago de contado de la nueva unidad.

También se requiere ser dueño de la concesión y las placas, tener dos años de antigüedad como taxistas, dejar en resguardo el título de concesión original con el gobierno local hasta la liquidación total del crédito, no contar con antecedentes negativos en el Buró de Crédito, y ser aprobado por Nafin de acuerdo con la política de la institución financiera evaluadora.