Empresas

Actriz Lorena Tassinari pierde litigio con Gruma

Lorena Tassinari, actriz de telenovelas mexicanas de principios de los 90, asegura que se casó en el Caribe con Roberto González Barrera, fundador de Gruma, aunque en los tribunales no ha podido vencer a la esposa de éste, Graciela Moreno.
Justin Villamil | Bloomberg
26 julio 2017 10:52 Última actualización 26 julio 2017 13:32
gonzalez barrera

(Cuartoscuro)

Cuando Lorena Tassinari ingresó a una corte de Dallas para reclamar una parte de la mayor fortuna en tortillas de México, tenía la ventaja del encanto y la fama de una exestrella de telenovela.

No obstante, nada obtuvo. Tassinari dice que se casó con el extinto rey de la tortilla, Roberto González Barrera, a bordo del yate de lujo de éste y que compartió con él sus últimos tres años.

Pero el juez de Texas, al igual que sus predecesores en México, falló a favor de quien fuera la esposa de González durante 50 años, Graciela Moreno Hernández.

La saga legal no ha finalizado aún. Tassinari ha apelado el último veredicto. Luego de cinco años y múltiples demandas a ambos lados de la frontera, sin embargo, es la matriarca la que siempre ha salido victoriosa.

Tiene el control de Gruma, la mayor firma productora de tortillas del mundo, y un patrimonio neto de 2 mil 600 millones de dólares, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Tassinari, cantante y actriz de telenovelas mexicanas de principios de la década de 1990 como 'Muchachitas' y 'Balada por un amor', dijo que se había casado con González en el Caribe en el verano de 2009.

Después de su muerte a los 81 años como consecuencia de un cáncer pancreático en agosto de 2012, Tassinari afirmó que, en su condición de esposa, tenía derecho a una parte de la fortuna que González había legado a su familia.

1

'SÓLO BUSCO DIGNIDAD'

 Tassinari en un evento en la Ciudad de México en 2005 (Cuartoscuro)

Lorena Tassinari

Según la versión de Tassinari, González disfrutó de una renovada vitalidad en sus últimos años, cuando estuvieron juntos. Agregó que no estaba en busca de su dinero. “Sólo busco dignidad, honestidad y defender mi moral”, dijo en entrevista telefónica. “Sé vivir sin nada y con todo”.

La derrota judicial de la cantante ha confirmado a Graciela Moreno como la principal propietaria de Gruma, que tiene un valor de mercado de alrededor de 6 mil 100 millones de dólares.

Es la cabeza de la familia que controla el 52 por ciento de las acciones, según el informe anual de 2016 de la compañía. Su hijo, Juan Antonio González, se desempeña como presidente y máximo responsable.

Es el único miembro de la generación más joven de la familia que tiene un papel activo y controla una participación de 10.9 por ciento. La familia rehusó hacer declaraciones sobre el cálculo del patrimonio neto y Graciela Moreno declinó una solicitud de entrevista a través de representantes de Gruma.

González se casó con Graciela en 1949, el mismo año en que él y su padre fundaron el precursor de Gruma, un pequeño molino de maíz.

Las marcas de la compañía como las tortillas Misión y la harina de Maseca ahora son materias primas para los compradores en Estados Unidos y México.

Pero batalló inicialmente, en parte porque González trató de persuadir a los mexicanos para que abrazaran un nuevo tipo de tortilla deshidratada de maíz. Pero era más preferido el producto fresco que podían obtener de los vendedores callejeros.

1
'DIOSA AZTECA' 

Carlos Slim y González Barrera en 1999 (Cuartoscuro)

gonzalez barrera slim

La innovación comenzó, y el negocio creció. En los años ochenta, el éxito de Gruma fue una muestra de amistad entre la familia González y la de Carlos Salinas de Gortari, quien se convirtió en presidente de México en 1988.

Los amigos se ayudaron mutuamente. La legislación favorable del Gobierno de Salinas para las compañías en el negocio de la tortilla ayudó a Gruma a subir a otro nivel, aunque produjo reclamos de favoritismo que permanecieron mucho después que el gobierno de Salinas acabó en 1994.

Los subsidios para la producción de tortilla llegaron al 43% ese año, según un informe del New York Times dos años más tarde. El Times dijo entonces que Gruma no respondió a las solicitudes de comentarios sobre la relación, y su papel en el crecimiento de la compañía, Ni lo hizo cuando fue contactado por Bloomberg el mes pasado.

Cuando Salinas - envuelto por las acusaciones de corrupción y fraude - salió de México poco después de que su mandato terminó, lo hizo a bordo de un jet corporativo perteneciente al 'barón de la tortilla' cuya fortuna había ayudado a construir.

Un avión de 16 pasajeros perteneciente a Roberto González fue uno de los activos que los abogados rastrearon. Otros incluyeron una casa en Texas, y el yate donde Tassinari y González habrían celebrado su boda.

Fue nombrado Xilonen V, por una de las canciones de Tassinari lanzada en 2012, que dijo que había sido la favorita de Roberto González.

En el video, Tassinari aparece como Xilonen, una diosa azteca del maíz, vagando por un campo. El buque ahora pertenece a la familia Moreno, y ha sido renombrado el Aquavita, según los abogados de Tassinari.


Un argumento central de la demanda que Tassinari presentó en Dallas fue que Graciela y su esposo estaban divorciados. Sin embargo, documentos presentados durante el caso demostraron que una corte mexicana había declarado la nulidad del divorcio porque Moreno “no compareció, ni tuvo representación alguna en el proceso”.

Ambas partes en el caso lucharon para establecer otros hechos básicos, tales como dónde residía González cuando murió; una de las partes dijo Texas, la otra México.

Mientras que el caso estaba activo, las acciones de Gruma fueron retiradas de la Bolsa de Nueva York en 2015. Ahora se negocian sólo en México.

En marzo de 2017, la jueza Brenda Thompson desestimó el caso. Tassinari hizo otro intento, alegando que Graciela había utilizado un certificado de nacimiento falso para obtener la anulación de su divorcio.

Ella fracasó de nuevo. Parecía que el maratón legal podría haber terminado. "En este momento no hay ningún caso en este tema en ningún tribunal en México ni en los Estados Unidos”, dijo el director de comunicaciones corporativas de Gruma, Fernando Solís Camara, por correo electrónico el mes pasado.

Y luego, el 7 de julio, Tassinari presentó una apelación, que puede representar su última oportunidad.

Independientemente del resultado, Tassinari dijo que sería feliz. Está trabajando en más música y en un libro.

“Fue una relación increíble y lo amé con toda mi alma”, dijo. “No he recibido ningún llamado de la familia diciendo: ‘Gracias por cuidar a mi padre en sus últimos cuatro años’. Eso es todo lo que quiero”.

Video de Xilonen:

: