Empresas

Reina adjudicación directa en nuevo AICM

De los 16 contratos para el nuevo AICM otorgados hasta el momento, solamente uno fue mediante licitación pública y el resto por adjudicaciones directas e invitaciones restringidas, según un análisis realizado por El Financiero.
Ana Valle
16 febrero 2015 20:13 Última actualización 17 febrero 2015 4:55
El nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

Tres nuevos procesos aún pendientes, también serán por invitación restringida. (Tomada de YouTube)

Entre 2014 y 2015, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México entregó 16 contratos relacionados con temas administrativos y la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) por mil 224 millones de pesos, de los cuales, sólo uno fue mediante licitación pública y el resto, adjudicaciones directas e invitaciones restringidas, además de tener en proceso cuatro procesos de invitación más.

Un análisis realizado por El Financiero, con información de CompraNet, reveló que del total de contratos otorgados hasta el momento, nueve han sido por adjudicación directa, cuatro por invitación restringida a cuando menos tres participantes, y sólo uno por medio de licitación pública, mientras que dos invitaciones más fueron declaradas desiertas.

“En otros países, las invitaciones se hacen a muchas empresas, aquí genera reservas que sean invitaciones tan acotadas, cuando deberían ser licitaciones públicas internacionales y es contraproducente, porque pareciera que están dirigidas”, consideró Fernando Gómez, analista independiente de aviación.

Entre los contratos entregados se encuentran servicios de tecnología, suministro de útiles y material de oficina, arrendamiento de vehículos, mobiliario para oficinas, servicios especializados y la edición y distribución de un libro sobre el proyecto del nuevo AICM.

El único contrato que fue adjudicado mediante licitación fue el de servicios de extracción de ademes (sistemas para sostener provisionalmente las paredes de una construcción) y restitución del terreno donde estará ubicado el nuevo aeródromo, cuyo valor fue de 34.3 millones de pesos y que ganó la empresa Gexiq, de acuerdo con CompraNet.

Miguel Ángel del Toro, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo, señaló que lo deseable en este proyecto sería que todos los contratos se adjudicaran por medio de licitaciones públicas, a fin de evitar favoritismos o dudas respecto a la transparencia en el otorgamiento de los contratos.

El contrato más grande que ha entregado el Grupo Aeroportuario fue por invitación para realizar el proyecto ejecutivo de pistas, el cual fue otorgado al consorcio liderado por la holandesa Netherlands Airport Consultants y las mexicanas Sacmag y Tadco Constructora, cuyo monto asciende a mil 79 millones de pesos.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, por cada operación está permitido realizar adjudicaciones directas en servicios relacionados con obra pública por hasta 672 mil pesos, mientras que en invitaciones restringidas, el monto no puede exceder 8.2 millones de pesos.

“Muchas de las adjudicaciones se hacen así porque los montos de los contratos son tan pequeños que no vale la pena lanzar una licitación que al final será más cara, está en la ley y se permite”, explicó un experto en infraestructura.

Además de los contratos ya adjudicados, el Grupo ha lanzado este año tres más, todos por invitación restringida, correspondientes a un estudio de suministro eléctrico para el nuevo AICM, construcción de caminos de acceso y supervisión.

Adiós a licitaciones