Empresas

Sitio de taxis del aeropuerto defiende las tarifas que cobran

Un permisionario del sitio Nueva Imagen dice que si el Aeropuerto baja las tarifas que les cobran, ellos podrían trasladar el descuento a los clientes y acusó a la Cofece (que los multó el lunes pasado por presuntas prácticas monopólicas) de apoyar a Uber
Redacción
13 septiembre 2017 10:23 Última actualización 13 septiembre 2017 10:50
Taxis AICM (Cuartoscuro)

Taxis AICM (Cuartoscuro)

Los taxistas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) están dispuestos a disminuir sus tarifas si la zona aeroportuaria reduce los cobros de casetas y estacionamientos, aseguró Hugo Guerrero, permisionario del sitio de taxis Nueva imagen.

El martes, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), multó por 23.6 millones de pesos a cinco bases de taxis por el supuesto aumento coordinado de sus tarifas; entre los involucrados están Nueva Imagen, Sitio 300 y YellowCab. Las agrupaciones cometieron presuntas prácticas monopólicas absolutas en el mercado del servicio de autotransporte terrestre de pasajeros, por lo que podrían perder la concesión en el AICM.

“Si el cliente busca algo más económico debemos desregular. Esto no significa que dejemos de pagar contraprestaciones de acceso a federal sino que, si el aeropuerto está dispuesto a bajar el porcentaje de los costos de lo que cobra por casetas y por renta de estacionamientos, directamente lo podemos aplicar (el descuento) al cliente”, aseguró en entrevista para Así las Cosas en W Radio.

Guerrero precisó que las tarifas tiene ese costo debido a que sólo puede cargar pasaje en el AICM y no en las calles. Además, mencionó que cada que se realiza un aumento a las tarifas es con base en un estudio aprobado por el aeropuerto.

“Se hace un análisis de la inflación en cuestión de combustibles, refacciones, en general consumibles de un vehículo(…) El estudio se presenta al aeropuerto, posteriormente da su visto bueno”, detalló.

Sin embargo, la Cofece explicó en un comunicado que el 11 de abril de 2011 las agrupaciones de taxis, por medio de sus representantes, firmaron un acuerdo en el cual decidieron contratar de manera conjunta a Santaló Estudios y Proyectos (SEPSA) para que elaborara un estudio tarifario, cuyo objetivo era determinar los precios que en el futuro debían registrar y cobrar por el servicio de taxi para mejorar sus ingresos.

Posteriormente, SEPSA entregó el estudio y los sitios de taxis, con excepción de Confort, registraron ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sus tarifas y el aumento se reflejó a partir de agosto de 2011.

Aproximadamente 12 millones de personas fueron afectadas por el alza de los precios y se estima que el daño al mercado, calculado en función del sobreprecio que pagaron los usuarios entre agosto de 2011 y diciembre de 2015, fue de 771 millones 713 mil pesos.

El permisionario de Nueva Imagen acusó a la titular de la Cofece, Alejandra Palacios, de apoyar a los conductores de Uber y Cabify en el AICM.

“Ella quiere apoyar a empresas como Uber y Cabify. La lucha que en algún momento se ha llevado a través de diferentes gremios del taxi de la Ciudad de México y de otros estados, tiene que ver más que nada con la legalidad. No estamos en contra de la tecnología, de la modernidad, de un costo adecuado. Estamos a favor de que los taxis legales, concesionados o con permisos, ofrezcan un buen servicio a los clientes”, declaró.

En el comunicado donde se informó sobre la sanción, la Cofece ordenó dar a conocer a las autoridades del AICM sobre este asunto para los efectos legales a que haya lugar, toda vez que el contrato que el aeropuerto tiene celebrado con cada una de estas agrupaciones establece como causal de rescisión la realización de prácticas monopólicas absolutas.

La Comisión recordó que, para promover la competencia, en noviembre de 2016 recomendó a la SCT modificar las reglas de operación del servicio de transporte de taxis desde los aeropuertos nacionales.