Empresas

Reducen tiempo del cruce Tijuana-San Diego de 2 horas a 15 minutos

Otay Tijuana Ventures construye el proyecto Cross Border Xpress con una inversión de 120 millones de dólares. Es un puente binacional que unirá al aeropuerto de Tijuana, con un edificio en San Diego, y reducirá el cruce de los viajeros de 2 horas, a sólo 15 minutos.
Rosalía Lara
24 noviembre 2015 22:57 Última actualización 25 noviembre 2015 5:5
Se espera que 30% de los pasajeros que llegan a Tijuana use el puente.

Se espera que 30% de los pasajeros que llegan a Tijuana use el puente. (Especial)

Con una inversión de 120 millones de dólares, Otay Tijuana Ventures, una empresa de socios mexicanos y estadounidenses, construye el proyecto Cross Border Xpress, que consiste en un puente binacional que unirá al aeropuerto de Tijuana, con un edificio en San Diego, y reducirá el cruce de los viajeros de 2 horas, a sólo 15 minutos.

La obra ayudará a agilizar el tránsito y a ahorrar tiempo en una frontera que anualmente registra 75 millones de cruces, señaló Enrique Valle, director ejecutivo de Cross Border Xpress, durante un recorrido por la obra.

Se estima que alrededor del 30 por ciento de los pasajeros que llegan a Tijuana y cruzan la frontera lo hagan por el puente binacional.

“El objetivo es que el tiempo promedio de cruce sea de 10, a 15 minutos, sin embargo dependerá del flujo de pasajeros que se tenga”, comentó Valle.

El Cross Border Xpress consiste en un “aeropuerto sin pista”, que cuenta con un puente que se extiende sobre la frontera entre México y EU con una extensión aproximada de 127 metros, es el primero en su tipo en América y el segundo a nivel mundial.

El proyecto consta de dos tramos, uno de ida y otro de vuelta, los cuales están separados por un muro, como medida de seguridad.

La construcción de la obra arrancó a mediados de mayo de 2014, bajo el diseño del despacho de arquitectura Legorreta + Legorreta, y la construcción de Otay Tijuana Ventures. Se espera que el 9 de diciembre de 2015 inicie operaciones.

Sin embargo, en la parte de Tijuana, el área comercial y algunos elevadores no estarán listos, reconoció Guillermo Villalba, director del aeropuerto de Tijuana.

“Pero no afectará la operación regular del proyecto “, aseguró.

En la parte de San Diego se planea tener el primer Wings fuera de México, el cual comenzará a operar a mediados del 2016.

El puente binacional será un detonador importante para la economía de Tijuana, puesto que los pasajeros que lo usen tendrán el permiso presidencial de permanecer en la ciudad hasta 24 horas, antes de su vuelo de salida, sin el pago de derecho a no residentes.

Dentro del proyecto, Aeroméxico contará con servicios exclusivos para sus clientes premier, entre ellos hay estacionamiento, sala VIP y Costumer Services. Asimismo, a través de la página web de la aerolínea estará disponible la venta de boletos para el cruce.

El precio del boleto para un cruce será de 15 dólares, a través del sitio de CBX, y de 18 dólares a través de las aerolíneas y directamente en el lugar.