Empresas

Red Compartida puede ser una economía digital más activa

Además de tener como meta principal la conectividad, debe cumplir a la par con el objetivo de incentivar la competencia para transformase en una economía digital más activa, dijo Fernando Borjón, director general del Promtel.
Itzel Castañares
19 octubre 2016 22:32 Última actualización 20 octubre 2016 4:55
antena bloomberg

(Bloomberg)

Además de tener como meta principal la conectividad, la Red Compartida puede transformarse en una economía digital más activa si cumple a la par con el objetivo de incentivar la competencia, consideró Fernando Borjón, director general del Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel).

En entrevista con EL FINANCIERO, el excomisionado del IFT aseguró que la Red Compartida, al nacer bajo un estándar de datos y no de voz -a diferencia de la red de los ‘carriers’- tiene potencial para impulsar el Internet de las Cosas.

“Esta red no tiene legado de voz, y con todas las capacidades de 4G, puede potenciar la generación de más aplicaciones que vayan sobre la nube para que la información se procese y regrese directamente a aplicaciones móviles”, comentó.

A la espera de que este jueves se den a conocer las ofertas de los interesados en la red, la expectativa del funcionario es que no haya un gran número de participantes, pero si de interesados que cumplan con la oferta de cobertura requerida.

El titular de Promtel destacó que la recaudación no es el eje principal del concurso, sino el de mejorar las condiciones de competencia y de cobertura.

“Se está buscando una solución de mercado donde el gobierno no tenga que estar poniendo dinero para una empresa, ni solventando gastos. Lo que se quiere es un modelo de negocios que mejore la competencia y a la vez nos dé condiciones de cobertura, considerando que con la banda que tenemos, pudiendo compartir costos, se pueden lograr eficiencias para llegar a zonas donde antes no se llegaba”, subrayó.

Por su parte Alejandro Mayagoitia, presidente de la Asociación Nacional de Servicios Inalámbricos de Telecomunicaciones (Ansitel), consideró que el proyecto debe primero cumplir con el mandato constitucional de dotar de conectividad para luego poder evaluar si puede tener otras virtudes.