Empresas

¿Quiénes quieren 'comerle el mandado' a Uber?

Aplicaciones de servicio de chofer privado en Europa y Asia están brindando a las empresas servicios que Uber no ofrece y que ellas han logrado diferenciar; te contamos quiénes son y cuál es su estrategia. 
Bloomberg
23 mayo 2016 16:38 Última actualización 23 mayo 2016 18:35
Didi Chuxing

(Bloomberg)

Los rivales europeos de Uber Technologies dicen que encontraron una grieta en su armadura: banqueros, abogados y clientes corporativos.

La española Cafiby, respaldada por Rakuten, y la francesa Chauffeur-Privé, respaldada por XAnge de La Banque Postale, están brindando a las empresas servicios que Uber no ofrece en su aplicación de servicio con chofer privado.

Lo anterior incluye permitir que los clientes reserven un auto con chofer en forma anticipada y conocer de antemano cuánto deberán pagar. Ambas empresas emergentes son rentables y ambas buscan crecer en toda Europa e internacionalmente.

“Nuestra prioridad es conseguir clientes recurrentes”, dijo Yannick Hascoet, el franco-sudafricano de 31 años que fundó Chauffeur-Privé hace cinco años y tiene 650 mil clientes en París, Lyon y la Costa Azul.

Clientes como Rothschild, estudios jurídicos y las empresas de medios francesas TF1, BFM TV de Altice NV y la subsidiaria de Vivendi SA Canal+ se traducen en flujos de efectivo para Chauffeur-Privé, en tanto la empresa evalúa crecer este año en Europa y África del Norte.

Cabify proyecta establecer su servicio en Brasil, Argentina, Ecuador y Panamá en los próximos meses para incrementar su presencia latinoamericana con el foco puesto especialmente en clientes corporativos aunque no exclusivamente, dijo el exanalista de Bank of America Juan García Braschi, director financiero de la empresa emergente y gerente general para España.

Esto contribuirá a impulsar las ventas hasta unos 100 millones de euros (112 millones de dólares) en 2016 desde 40 millones en 2015, apuntó el directivo.

“Nuestro objetivo es crecer en América Latina y aspiramos a estar presentes en todas las ciudades con más de un millón de habitantes”, dijo García Braschi.

Cabify cerró recientemente una ronda de financiamiento que recaudó 120 millones de dólares. El operador de comercio electrónico japonés Rakuten aportó alrededor de un 80 por ciento del financiamiento total.

Pese a ser más pequeños que Uber, que está presente en unas 400 ciudades en 70 países, sus rivales europeos están aumentando la presión existente de parte de taxis y otros actores locales.

En China, Didi Chuxing fue lanzado en cientos de ciudades y la semana pasada recibió un respaldo de mil millones de dólares de Apple.

Chauffeur-Privé quiere que el número de clientes corporativos suba desde un 20 por ciento actual hasta más de la mitad de sus ventas totales.

La empresa ha pronosticado ingresos de 60 millones de euros este año, en comparación con 25 millones de euros en 2015. Aunque sus planes de crecimiento lejos del país están atrayendo inversores, las ganancias de la compañía alcanzan para financiar su expansión, detalló Hascoet.

La startup recaudó por última vez cinco millones de euros en enero de 2015 de inversores que incluyeron XAnge de La Banque Postale y CM-CIC, llevando su valor a 25 millones de euros.

Uber también tiene una oferta destinada a clientes de empresa y en el último trimestre superó a los autos de alquiler entre los profesionales de Estados Unidos.

En su sitio web, promociona su oferta como más barata que utilizar un taxi y muestra partes de su aplicación que permiten a los empleadores definir una política de gastos y a los empleados detallar sus viajes laborales.